Personas tóxicas inevitables pero manejables.

No podemos evitar encontrarnos con personas tóxicas o simplemente mala onda que nos cansan, inutilizan, desgastan y tiran para abajo aún en los más optimistas días. Son personas que pueden encontrar un nubarrón aún en el más celeste cielo y creer que es a propósito que “le hacen” eso, que está condenada a bla, bla, bla. Los que sí podemos hacer es gestionar de un modo exitoso o al menos un poco más efectivo este tipo de vínculos.

En nuestro segmento de Radio Continental de los miércoles a las 12 hs, el 1600 am con Cecilia Plantes hablamos de esta situación, los invito a oír el audio:

En Internet encontramos muchos decálogos que resumen algunas características importantes de este tipo de personas, que OJO, podemos ser nosotros mismos. Estemos atentos ya que todos solemos incurrir en acciones “toxicas” hacia los demás en situaciones y vínculos determinados.

personas-toxicas-2

Este decálogo me pareció el más acertado y descriptivo y como ven, seguro pueden reconocer o reconocerse en uno o varios puntos. Igualmente yo destacaría un aspecto: las personas tóxicas no son felices y constantemente erran el camino al bienestar. Creer que hacer el bien, ser optimistas, cuidar los vínculos con quienes me rodean, gratificarme al dar y tener una visión esperanzadora y positiva de la realidad es una estupidez es lo que las hace de ese modo. Se suele ver en el fondo a  una persona que si bien ha sufrido (como casi todos) optó por cerrarse y defenderse de este modo pernicioso.

Poco podemos hacer por nuestro bienestar sino aprendemos a IDENTIFICAR y MANEJAR los vínculos que establecemos con estas personas. Digo vinculos, y recalco vínculos porque nuestra capacidad de afectar de un modo más profundo a las personas es limitada, pero sí podemos trabajar en los vínculos que establecemos y los efectos que estos vínculos tienen en nosotros.

Siempre tenemos dos alternativas para afrontar estas situaciones:

  • afrontar el problema: en este caso alejarse de la persona en cuestión o tomar medidas para disminuir el contacto. Pero no actuando un mecanismo de huida o evitación sino un resguardo inteligente de nuestro bienestar. Si el caso es con un jefe o compañero de trabajo, solicitar un traslado. Si el problema es con un vecino, limitar el contacto al amable saludo diario sin profundizar más. ae67e6dae646a4e2702642479349fcc1
  • afrontar la emoción: muchas veces no podemos alejarnos, pedir traslado, etc. El problema es con nuestro jefe, nuestra pareja o un familiar cercano y alejarnos es casi imposible. Acá debemos trabajar en el efecto que nos genera esta relación tóxica, lo que llamamos gestión de la emoción.

Para ambos casos debemos pedir ayuda sin reparos ya que nuestro bienestar es el que está en juego, cuidarnos y ser cuidadosos. Les reitero esto último porque las actitudes tóxicas son comunes a todos y solemos caer en ellas dañando las relaciones que sostenemos, en ocasiones, con quienes más amamos.

Les agradezco, como siempre, los comentarios que me hacen llegar a propósito de los audios que voy subiendo. Las devoluciones son muy importantes para mi. Los animo a hacer más y con gusto trataré temas que ustedes sugieran.

Si deseas  incrementar tu bienestar personal, conyugal u organizacional no dudes en consultarnos.

Lic. Roberto Martínez Hernández

Psicoterapeuta individual y parejas.

Cel: 099334647

Mail: psicrobertomartinez@gmail.com

https://www.facebook.com/psicopos/

skype_std_use_logo_pos_col_rgb  sudriers

help-translate-twitter-into-catalan-afrikaans-ukrainian-greek-czech-or-basque

 

@Lic_R_Martinez

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s