Archivos Mensuales: agosto 2017

Cuando nuestra exigencias nos exigen…

george_websitepic3

En el programa que comparto hoy con ustedes hablamos de los estándares inflexibles a partir de la Teoría de los Esquemas Mal Adaptativos Tempranos desarrollado por el psicólogo estadounidense Jeffrey E. Young (en la imagen). A partir de su trabajo este profesional logra un cuerpo de conocimientos que compila en su conocida psicoterapia de esquemas.

En lo personal me entusiasma mucho el enfoque práctico y funcional que esta psicoterapia tiene y permite el trabajo con los pacientes de un modo muy efectivo y claro. Engloba aspectos funcionales de varias corrientes, integrándolos en un todo coherente y comprobado a partir de la investigación.

Young habla de esquemas desadaptativos que se convierten en trampas vitales. Trampas que una y otra vez se reiteran en nuestra vida de un modo compulsivo, nos provocan dolor, sufrimiento, nos alejan de quienes queremos y no nos dejan amar oportunamente. Lo que comenzó como una respuesta a una situación dada a en la infancia se va convirtiendo en un patrón que repetimos y repetimos y terminamos atrapados en él.

La trampa vital es un patrón que se inicia en la infancia y se repite durante toda la vida. Empieza como algo que nos transmite nuestra familia u otros niños.  Young.

 

9788449327438

Reinventa tu vida es el libro que resume el sistema de trabajo de la terapia de esquemas y del cual hoy tocamos sólo una de las trampas vitales: las normas inalcanzables o estándares inflexibles (depende la traducción).

Les dejo el audio del programa:

Las normas  inalcanzables son un tipo de trampa donde estamos atrapados por la exigencia que nosotros nos impusimos. Esta exigencia pudo haber sido originalmente externa, originada en uno o ambos padres, pero luego la interiorizamos y defendemos como propia.  Podemos poner un excesivo énfasis en:

  • dinero
  • posición social
  • rendimiento: académico, sexual, deportivo, etc.
  • belleza
  • orden y limpieza
  • reconocimiento

Por lo general las personas atrapadas por este esquema tienden a pensar siempre desde su propia perspectiva, juzgan y fijan reglas estrictas de las que luego son también víctimas. Es probable que de niños hayan sido muy exigidos y cualquier cosa menor a la excelencia no era bien recibida.

Este es el cuestionario que permite identificar si esta trampa es un problema para nosotros:

whatsapp-image-2017-08-16-at-17-19-11.jpegWhatsApp Image 2017-08-16 at 17.19.57 (1)

Las normas inalcanzables nos pueden enfermar físicamente de varias dolencias, entre las más características están: gastritis, colon irritable, contracturas, insomnio, hipertensión arterial.

Además producen un desasosiego permanente que nos frustra y nos impide ver nuestros logros, disfrutar de ellos y compartirlos con quienes amamos. Siempre en búsqueda de más y más, para notar luego que era insuficiente, que no bastaba para hacernos sentir bien.

Buscamos fuera lo que está dentro, así nunca lo vamos a encontrar. El bienestar reside en nosotros.

La publicidad explota muy bien esta faceta que todos tenemos aunque no en todos constituya un problema. La explota por la humana propensión a la mejora continúa, a la novedad permanente que vuelve obsoleto y sin valor lo que tenemos y nos exige más esfuerzo por llegar a un nuevo escalón de consumo en una escalera infinita.

Ya es tarde, no quiero exigirlos y no quiero exigirme más. Sólo quiero que reflexionen un poco y piensen en esta trampa.

Hasta la próxima…

Les agradezco, como siempre, los comentarios que me hacen llegar a propósito de los audios que voy subiendo. Las devoluciones son muy importantes para mi. Los animo a hacer más y con gusto trataré temas que ustedes sugieran.

Si deseas  incrementar tu bienestar personal, conyugal u organizacional no dudes en consultarnos.

Lic. Roberto Martínez Hernández

Psicoterapeuta individual y parejas.

Cel: 099334647

Mail: psicrobertomartinez@gmail.com

https://www.facebook.com/psicopos/

skype_std_use_logo_pos_col_rgb  sudriers

help-translate-twitter-into-catalan-afrikaans-ukrainian-greek-czech-or-basque

 

@Lic_R_Martinez

2_Flat_logo_5000

 

Pensar negativamente nos afecta.

La investigación llevada adelante por la Psicología Positiva demuestra que nuestros pensamientos no sólo nos afectan sino que promueven en nosotros un sinnúmero de emociones que terminan produciendo los más diversos estados de ánimo.

No sé por qué, pero solemos confiarnos mucho de nuestros pensamientos y a partir de ellos extraer conclusiones muy fehacientes que si analizamos carecen de cualquier base estadística o comprobada, sólo nos parecía así. Perece que en nuestras cabezas funciona aquello de que si repetimos mucho algo, terminamos creyéndolo. En más de una ocasión recomiendo a los pacientes y me digo a mí mismo:

“desconfiemos más de nosotros. No porque me oiga a menudo tengo razón.”

Como dice Santandreu, muchas veces tenemos ideas muy irracionales que nos parecen de lo más racionales. Un ejemplo es aquella que nos dice que “debemos ser reconocidos por todos”. Nada más irracional, a la mayoría de la gente de este planeta no le interesamos, no nos conocen y probablemente no nos conozcan nunca. Sólo le importamos a un puñado de personas y de ellas sólo unas cuantas tienen la capacidad para expresar reconocimiento y habría que ver aparte de esta realidad, qué clase de reconocimiento busco y para qué, pero sería otro tema. Pero esto es sólo un ejemplo de cuantas ideas irracionales dan vuelta por nuestra cabeza a diario.

4-agos_tip-pensamientos-negativosMuchos de nuestros pensamientos se hacen frecuentes y como viejos amigos, concurren seguido a nuestra consciencia. Del cariz que estos amigos tengan dependerá el efecto que produce. Muchos son neutros pero la mayoría suelen ser negativos y debemos conocerlos para identificarlos y procurar restarles fuerza en su efecto anímico. Acá les dejo 4 de las más habituales:

1.Generalización:  a partir de una información parcial concluimos un juicio general, por lo general negativo. Ej. Juan me engañó, todos los hombres son iguales. El caso de: Juan me regaló una flor, todos los hombres son unos tiernos. es mucho menos frecuente, por lo general no aplicamos la generalización para eventos positivos. imagen-blog12.  Filtraje selectivo:  a partir de un estado de ánimo o una situación, filtramos la realidad y dejamos que llegue a nuestro plano consciente sólo aquella información que confirma o demuestra nuestra idea, situación o estado anímico. Por ende obtenemos lo que queremos obtener y nuestros juicios pueden carecer de apertura o flexibilidad que los enriquezca y nos dé opciones. Ej. A partir de estar preocupados por la seguridad, sólo prestamos atención a noticias de delitos o situaciones criminales, ignorando decenas de otras noticias. foco_large3. Personalizar: Muchas veces tenemos la idea irracional de que todo gira en torno a nosotros, y por ende personalizamos muchas cosas: responsabilidades, culpas, eventos, etc.  Si oímos un murmullo creemos que hablan de nosotros; si se cancela un evento al que iríamos, creemos que es por nuestra presencia y así con muchas cosas. Si se rompe el ómnibus nos culpamos porque debimos haber tomado el anterior o el posterior y un largo etc. que sólo nos hace sentir mal.

mr_ego_logo

4. Catastrofizar o terribilizar: Ante cualquier suceso pensamos lo peor, incluso imaginamos vívidamente el escenario, sus consecuencias y obviamente, como nos sentiremos. Nos sentiremos mal y por eso ya nos sentimos mal, angustiados, ansiosos, etc. Debemos saber que sólo un muy pequeño porcentaje de las cosas de la vida son realmente terribles y que al cabo del día recibiremos 23 contrariedades en promedio de la más variada índole, desde pisar caca a constatar que se acabó el papel en el baño. No podemos vivir cada una como el fin del mundo. No nos ahoguemos en un baso de agua.

agua

Les agradezco, como siempre, los comentarios que me hacen llegar a propósito de los audios que voy subiendo. Las devoluciones son muy importantes para mi. Los animo a hacer más y con gusto trataré temas que ustedes sugieran.

Si deseas  incrementar tu bienestar personal, conyugal u organizacional no dudes en consultarnos.

Lic. Roberto Martínez Hernández

Psicoterapeuta individual y parejas.

Cel: 099334647

Mail: psicrobertomartinez@gmail.com

https://www.facebook.com/psicopos/

skype_std_use_logo_pos_col_rgb  sudriers

help-translate-twitter-into-catalan-afrikaans-ukrainian-greek-czech-or-basque

 

@Lic_R_Martinez

Las comparaciones sociales

Las comparaciones sociales son un tema recurrente en la consulta y secundario a muchos de los problemas que habitualmente abordamos.

Audio del programa sobre comparaciones sociales en nuestro canal de IVOOX:

El pensar demasiado sobre un tema a todas luces pareciera que lo solucionaría, en cambio, investigaciones sobre este tema realizadas en laboratorios de psicología positiva nos indican que resulta todo lo contrario. El pensamiento recurrente sobre una temática o elucubración, suele alejar de la realidad al problema en cuestión y genera efectos indeseados sobre nuestro estado de ánimo. Ese tren de pensamientos, del cual las comparaciones sociales son habituales pasajeras, se aleja de soluciones reales y accesibles con cada vuelta a la cabeza que da.

57a9f324ec5204b841e6b4f6c95bdd23

Como seres sociales que somos, lo que nuestros semejantes hacen o dejan de hacer son siempre un tema importante. Muchas veces razonamos a partir de el estado en el cual estamos que tomamos como patrón y luego analizamos la información que recibimos y en función de ese patrón interno y obtenemos conclusiones.

La dificultad radica en que muchas veces comparamos incomparables, extrayendo conclusiones muy poco acertadas que nos generan efectos negativos en nuestro bienestar.

Al realizar comparaciones podemos hacerlas hacia “arriba” lo que nos puede generar sentimientos de disgusto, inferioridad, perdida de autoestima. Este sería el caso cuando nos comparamos con una estrella de cine por ejemplo.  También podemos realizar comparaciones hacia “abajo”. En ese caso si la comparación es inadecuada también genera sentimientos negativos como culpa, resentimiento, temor a “tentar el destino” y llegar a la misma situación. Esto sucede cuando nos comparamos con situaciones dramáticas que nos llega por el informativo, por ejemplo.

Por regla general sabemos, que cuánto mayor sea el número de comparaciones sociales que realicemos, mayor es la probabilidad de llegar a conclusiones desfavorables hacia nosotros. También si somos personas muy sensibles al tema de las comparaciones, más probable es que suframos sus consecuencias.

Sabiendo esto podemos trabajar para sentirnos mejor. El camino es cambiando nuestras actitudes respecto a este tema. Siempre habrá gente en mejor y peor situación que nosotros, pero debemos tener expectativas realistas y marcos de comparación adecuados para potenciar nuestras posibilidades y además sentirnos bien.

800px-giusto_le_court_zawisc
La envidia por Giusto Le Court.

La comparaciones inadecuadas pueden generar envidia, un sentimiento muy nocivo que nos hace mucho daño y no produce nada bueno. Bertand Russell señalaba que “la envidia es una potente causa de infelicidad. Aquel que envidia no sólo sucumbe a la infelicidad que le produce la envidia sino que alimenta el deseo de producir el mal a otros”

Las personas que tienen mejor índice de bienestar dicen alegrarse de que a los demás les vaya bien y se preocupan cuando les va mal. Por el contrario, las personas con peor bienestar se molestan mucho cuando a personas de su entorno les va bien preocupándose por esto y tranquilizándose cuando les va mal.

Podemos manejar como casi una regla el siguiente concepto:

Cuánto más feliz es una persona menos evalúa cómo el va a los demás. Simplemente no es una información relevante para él.

Walter Risso nos dice que las comparaciones sociales nos alejan de nuestra autenticidad y por eso no nos hacen bien.  Al comparar incomparables ( como decíamos más arriba), llegamos a conclusiones muy alejadas de la realidad o totalmente irracionales, pero como tendemos a creer mucho en lo que nos decimos nos parece de lo más racional el juicio al que llegamos.

En la consulta animo a las personas a pensar desde la Psicología Positiva esta problemática:

  • Las comparaciones deben ser usadas para INSPIRAR, para llevarnos a nuevos límites, para traspasar los límite propios, pero siempre a partir de un marco realista y sincero con nuestras posibilidades.
  • Debemos admirar en vez de envidiar, no existe nada sano en la envidia. La admiración es una emoción positiva que nos eleva, potencia y estimula a florecer.
  • Evitemos deliveradamente evitar realizar comparaciones y juicios. No son necesarios y no aportan información importante o fehaciente, por el contrario, pueden afectar nuestro bienestar.

cropped-1_primary_logo_5000.jpg

Les agradezco, como siempre, los comentarios que me hacen llegar a propósito de los audios que voy subiendo. Las devoluciones son muy importantes para mi. Los animo a hacer más y con gusto trataré temas que ustedes sugieran.

Si deseas  incrementar tu bienestar personal, conyugal u organizacional no dudes en consultarnos.

Lic. Roberto Martínez Hernández

Psicoterapeuta individual y parejas.

Cel: 099334647

Mail: psicrobertomartinez@gmail.com

https://www.facebook.com/psicopos/

skype_std_use_logo_pos_col_rgb  sudriers

help-translate-twitter-into-catalan-afrikaans-ukrainian-greek-czech-or-basque

 

@Lic_R_Martinez

La cómoda zona de confort…

Hoy en el audio del programa que semanalmente hacemos con Cecilia Planes en Radio Continental hablamos de la zona de confort. Ese bello lugar en el que suele decirse que nada crece, pero como veremos: esto es relativo.

El audio lo pueden escuchar en mi canal de IVOOX, donde están todos los audios o en esta misma página:

>

La zona de confort es un concepto que nos viene del coaching y en un primer momento estaba orientado al ámbito profesional y dentro de él a la gestión de carrera. Hoy el uso se ha extendido a la psicoterapia pero también a las instituciones u organizaciones. Todos podemos hacer uso y abuso de la zona de confort.

Para definir a la Zona de Confort me parece muy útil la definición que hace Diego Vicente, profesor de comportamiento organizacional de la IE Business School:

A nivel organizativo, se puede considerar la zona de confort como el conjunto de competencias y habilidades que el individuo maneja con soltura, proporcionándoles buenos resultados sin correr riesgos.

confortEn otras palabras la zona es aquello que ya sabemos y con lo cual nos manejamos cómodamente, no enfrentamos ningún tipo de reto, desafío o puesta a prueba y podemos hacer de ese ámbito un perfecto nido.

En la consulta muchas veces animamos a los pacientes, consultantes y directivos de organizaciones, en primer momento, a reconocer que tienen una zona de confort y que en ella se sienten cómodos y sobretodo seguros. No olvidemos que vivimos en la era del miedo. Hoy en día que tenemos más cosas que nunca, cualquier cambio podría significar pérdidas en nuestras posesiones o comodidades.  Una frase que utiliza mucho en la consulta es: si te sientes mal y sigues haciendo lo mismo, te seguirás sintiendo mal; sólo si haces un cambio podrías sentirte diferente. Por ello el salir de la zona podría darte miedo pero sólo en un primer momento. Ese miedo significa que estás en la zona intermedia entre el confort y el aprendizaje. Será pasajero y si persistes un poco más ya la curiosidad y lo nuevo comenzará a darte satisfacciones. Lo bueno de conocer estas zonas y las emociones que experimentaremos es que nos permiten estar alertas y no sorprendernos ante su ocurrencia.

zona-de-confort

Si ya sabemos que al comenzar a estudiar algo nuevo, por ejemplo, en un primer momento me sentiré agobiado, con miedos, influenciable y muy inseguro, pero que todo esto será sólo una etapa, nuestra mente podrá reaccionar y sentir todo ello pero con una actitud más positiva y optimista: ya pasará, sólo debo perseverar un poco más.

Una vez pasada esa etapa de los miedos ingresaremos al área del aprendizaje. Allí adquiriremos nuevas competencias y habilidades a partir de las que ya teníamos. Iremos explorando y experimentando con sorpresa cosas nuevas, es el tiempo de ser creativos.

A partir de vencer nuestros miedos, adquirir nuevos conocimientos y trabajar obtendremos logros. Logros que pueden ser de la más variada índole pero que significan para nosotros ese íntimo placer de la tarea efectuada, de la habilidad adquirida. El placer de tener una conversación en inglés con un turista luego de mucho estudiar esa lengua, por ejemplo.

Lentamente el inglés se va a ir haciendo parte de nuestra rutina, de nuestras capacidades y su uso frecuente se volverá familiar, lentamente nuestra zona de confort crecerá para abrigar en ella al inglés y todas las habilidades adquiridas. La zona de confort va creciendo con nosotros y por ello la salida de la zona es un buen habito.

Ser creativos es un gran recurso para salir de la zona de confort, ya que la creatividad es una gran impulsora de la curiosidad y la experimentación.

En esta infografía se resumen los efectos benéficos de salir de la zona de confort:

zona de confort

Para finalizar debemos también analizar que la presión por salir de la zona de confort puede convertirse en algo estresante o ansiógeno que termina perjudicándonos. Es algo que observo mucho a nivel profesional. Parece que nunca es suficiente lo que estudiamos, leemos, aprendemos, etc. hay que saber más, hacer más y además atender lo que hacemos. Esta presión puede ser mucha. Por eso conviene analizar y tener en claro que la zona de confort no es un enemigo a vencer. Esa zona es nuestra, la hicimos nosotros, debemos tenerla, disfrutarla. Regodearnos como gato estirado al sol en invierno, disfrutarla en plenitud. Volver a ella siempre que estemos atravesando dificultades para fortalecernos y reordenarnos. No verla como una fortaleza, porque sino nos atrapa y es mucho lo que perderíamos de quedar atrapados, pero tampoco verla como algo de lo que huir. Que prime el sentido común.

2_Flat_logo_5000

Les agradezco, como siempre, los comentarios que me hacen llegar a propósito de los audios que voy subiendo. Las devoluciones son muy importantes para mi. Los animo a hacer más y con gusto trataré temas que ustedes sugieran.

Si deseas  incrementar tu bienestar personal, conyugal u organizacional no dudes en consultarnos.

Lic. Roberto Martínez Hernández

Psicoterapeuta individual y parejas.

Cel: 099334647

Mail: psicrobertomartinez@gmail.com

https://www.facebook.com/psicopos/

skype_std_use_logo_pos_col_rgb  sudriers

help-translate-twitter-into-catalan-afrikaans-ukrainian-greek-czech-or-basque

 

@Lic_R_Martinez

El buen humor…

El buen humor es un estado de ánimo positivo caracterizado por la alegría, bienestar y plenitud. En algunas personas se da de un modo más natural ya que tiene relación con su temperamento en otras no tanto y es más frágil su conservación, mantenimiento y recuperación. Pero ambos tipos de personas deben tener en cuenta lo importante que es para el bienestar general tener un buen humor.

buenhumor_final

El tema de los humores nos viene de la antigua Grecia y los trabajos de médicos como Hipócrates y la teoría de los 4 humores. El buen humor sería parte de la salud y el buen equilibro entre estos fluidos corporales: sangre, flema, bilis y bilis negra.

En el programa que les invito a escuchar en IVOOX o acá, hablamos del buen humor.

El buen humor, además de ser la sensación y estado de alegría es un excelente reductor del estres, por la vía de que aumenta muchísimo nuestra tolerancia a él, además es un demostrado agente preventivo de los estados depresivos.

En la consulta ver un paciente con buen humor siempre es un factor de que incide positivamente en el diagnóstico y la prognosis. El buen humor no significa la ausencia o negación del conflicto, el dolor o el sufrimiento, por lo contrario, muchas veces conviven, pero el buen humor ayuda a sobrellevarlo y reponerse. Esta comprobado que el buen humor refuerza nuestro sistema inmune y mejora el desempeño de nuestro sistema cardiovascular.

image45

A nivel social, el buen humor nos permite mejores relaciones con los demás, más plenas, llenas de sentido, significado y placenteras. Mejora la comunicación, la convivencia y el orden social.

El buen humor es una de las 24 fortalezas de la Psicología Positiva. La demostración más visible del buen humor es la risa, que puede aparecer ante los eventos más diversos. La risa y sus efectos son un campo de estudios académicos muy serios en la International Society for Humor Studies.

Justamente popularmente creemos que la seriedad es sinónimo de solvencia, profundidad y rectitud y no es así necesariamente. Con buen humor, sonrisa y siendo divertidos podemos ser igual de profundos y correctos al realizar estudios, investigaciones, trabajos o lo que queramos. Muchas veces decimos: fulano es un chico muy serio. A modo de elogio o buena referencia. Pues debiéramos comenzar a cuestionar este modo de expresarnos, ya que el buen humor es algo muy importante.

istock_000001499291xsmallUn buen ambiente laboral, de estudios o familiar se hace a partir de personas con buen humor, o como se lo conoce técnicamente: influenciadores positivos.

Wilibald Ruch, un reconocido investigador alemán, nos habla de 3 tipos de humor en general:

  1. Aquel de resolución – incongruencia, que rompe las expectativas de forma sorprendente.
  2. El humor sin sentido, divierte por su carencia de lógica.
  3. El humor sexual que es ofensivo o tabú.

Es importante distinguir los tipos de humor que hacemos o presenciamos ya que no todos tienen los mismos efectos. En Psicología Positiva hablamos siempre del humor positivo como aquel que no es ofensivo y busca provocar la risa propia o ajena sin ofender o agredir a nadie. Este tipo de humor es el más beneficioso. Por otro lado el humor ofensivo sobre 3º tiene un efecto más bien neutro en nuestro bienestar, no contribuye pero no resta. En cambio el humor autocrítico de nosotros mismos que exagera y ridiculiza nuestro propio yo, con el fin de hacer reír a otros resulta perjudicial. Ojo a los que hacen Stand up.

En psicoterapia utilizamos mucho estimular el buen humor a partir de ver comedias, show de chistes, hacer adivinanzas, resolver acertijos o investigar curiosidades. Todas estas actividades mejoran el humor, pero si se hacen con otras personas los efectos se multiplican.

Ejerciten, tengan  y conserven el buen humor, es un recurso muy importante y valioso, pero que a menudo pasa desapercibido.

 

2_Flat_logo_5000

Les agradezco, como siempre, los comentarios que me hacen llegar a propósito de los audios que voy subiendo. Las devoluciones son muy importantes para mi. Los animo a hacer más y con gusto trataré temas que ustedes sugieran.

Si deseas  incrementar tu bienestar personal, conyugal u organizacional no dudes en consultarnos.

Lic. Roberto Martínez Hernández

Psicoterapeuta individual y parejas.

Cel: 099334647

Mail: psicrobertomartinez@gmail.com

https://www.facebook.com/psicopos/

skype_std_use_logo_pos_col_rgb  sudriers

help-translate-twitter-into-catalan-afrikaans-ukrainian-greek-czech-or-basque

 

@Lic_R_Martinez