Archivo de la categoría: Técnicas de Psicología Positiva

Cuando el miedo quiere mandar… autoaceptación.

Leer este post te insumirá unos 7 minutos y ponerlo en práctica un poco más...

Como les prometí sigo con el tema de los miedos, no tengan miedo, ja ja.  Cuando el miedo manda se producen en nosotros una serie de cambios de conducta que nos hacen unas personas diferentes. Pensamos, reaccionamos, actuamos y sentimos de un modo distinto a lo que haríamos en un modo “normal” (si es que eso existe).

freedom-of-fearComo vimos en pos anterior , el miedo tiene un componente real, evolutivo y adaptativo. El miedo nos salva de situaciones peligrosas y evita que tomemos riesgos innecesarios de forma instintiva. Funciona a un nivel mayoritariamente inconsciente a diferencia de su gran compañero el “temor” que se sitúa a un nivel más consciente. El temor es una variante del miedo pero más razonada, producto de nuestra deliberación interna. Sin embargo ambos: temor y miedo, producen efectos negativos en nuestro bienestar.

Cuestionemos al miedo, “a qué le temo”, “por qué siento miedo”

social2Cuando el miedo no funciona como debiera (de forma adaptativa) y lentamente se instala en nuestra vida es que comienzan los problemas. Supongamos que usted llega tarde a una reunión en la que sólo conoce a su pareja o un amigo. Usted será el centro de las miradas por un momento y eso lo pone muy nervioso; transpira, se agita, se tensionan sus músculos y mucho más. Su cerebro recibe y envía señales de alerta, las mismas que se usarían ante un miedo contundente como entrar en una desconocida caverna poblada de vaya a saber qué alimaña peligrosa. La respiración alterada es menos efectiva y su nivel de oxígeno baja, emociones de angustia y ansiedad afloran. Que nos digan o nos digamos: “No seas tímido” realmente no ayuda mucho. Este combate que entablamos con nosotros mismos no es efectivo y no conduce a ningún lado.

178551900-e1425549739148La Autoceptación es una sencilla técnica que funciona muy bien en la mayoría de los casos. Consiste en admitir de un modo consciente que la situación que estamos viviendo podrá no ser agradable pero de ahí a peligrosa dista mucho. Aceptamos que nos produce miedo, pero lo podremos manejar adecuadamente a partir de comprender la realidad.

“Nada allí nos hará daño o es peligroso, estaré bien.”

Debemos decirnos, mientras respiramos calmadamente inspirando profundamente y expirando muy lentamente. Pensemos que seguramente todos en la reunión también estarán pendientes de conocerme y darme una buena impresión y pasando por nervios similares pero “al otro lado del mostrador”.  Debemos admitir de un modo consciente que la situación es estresante pero está a la altura de mis capacidades.

Al miedo no se le gana combatiéndolo, es más, si pensamos en términos de combate ya estamos perdiendo. El miedo es parte de nuestro repertorio emocional y debemos aceptarlo. Sin embargo, debemos cuestionarlo apenas surja y revisar si la situación amerita tal miedo.

“Siempre somos más fuertes cuando no tratamos de combatir la realidad”

Nathaniel Branden

Esta técnica es útil en la mayoría de los miedos sociales y el primer paso en el tratamiento de miedos más intensos.  Los invito a contarme qué tal llevan el tema del miedo en sus vidas. Recuerden que siempre es una buena idea consultar a un profesional para pedir ayuda y no vivir prisioneros de nuestra propia vida.

Cuídense, disfruten y sean conscientes de ello. Nos vemos en el próximo post. 

Te invito a dejar tus comentarios e impresiones son muy importantes para mi. 

Si deseas  incrementar tu bienestar personal, conyugal u organizacional no dudes en consultarnos.

Deja tu comentario, duda o reflexión, será un gusto contestarte.

Lic. Roberto Martínez Hernández

Psicoterapeuta

Cel: 099334647

Mail: psicrobertomartinez@gmail.com

https://www.facebook.com/psicopos/

skype_std_use_logo_pos_col_rgb  sudriers

Anuncios

Exámenes, vamos a vivirlos positivamente.

Leer este artículo te llevará un tiempito, pero verás que te será útil.

Hola amigos de este blog. Hoy les traigo una noticia que se ha difundido (no me gusta lo de viralizar)  por las redes en estos días. Noticia que apunta a lo que queremos quienes trabajamos en Psicología Positiva.

Esta nota fue dejada por una profesora de la Universidad Nacional Arturo Jauretche, universidad-jauretchede Buenos Aires. La Gaceta de Tucumán señala que la docente notó el estado de ansiedad que los exámenes provocan en sus alumnos y tomó la decisión de ayudarlos de este sencillo pero eficaz modo. Elaboró una simple esquela resaltando con mayúscula y subrayado conceptos o palabras claves.

No he encontrado aún el nombre de la profesora ni la materia que dicta, supongo que aparecerá en los días venideros. Lo que si podemos intuir es el marcado optimismo que la docente tiene y el sincero deseo de acompañar a los alumnos en una instancia estresante para que les vaya lo mejor posible.

Los exámenes son siempre la némesis de los estudiantes, sin importar la edad, curso, profesión o grado. Siempre se ha dado una valoración negativa a estas instancias, se han convertido en la imagen perfecta de la asimetría existente entre docentes y alumnos, o entre examinador y examinado. Sin embargo, los exámenes son un recurso válido, efectivo y relativamente económico para evaluar lo aprendido o los conocimientos  de una persona.

Analicemos juntos el contenido de la nota:

tiempo-reasonwhy-es_TENEMOS TIEMPO DE SOBRA: habitualmente los examinados temen que tiempo se agote sin pensar que el exámen ya se hizo con la idea de que el tiempo nos de para hacerlo y nos sobre. Cada uno debería ordenarse según su propio estilo de trabajo. Algunos de nosotros preferimos hacer los difícil primero o lo que suponemos nos insumirá más tiempo y dejamos para el final del examen lo “fácil” porque lo tenemos claro y escribirlo será sencillo. Otras personas hacen justamente lo contrario: Primero lo fácil y luego nos concentramos en lo difícil.

Una buena medida es concurrir con reloj al examen y dividir el tiempo asignado entre las preguntas. Si tenemos una hora para 6 preguntas, 10 minutos para cada una estará bien, por ejemplo. Otra opción es no pensar demasiado en el tiempo, hacer eso nos sumaría un estrés extra al nerviosismo propio de la situación, nuestra conducta al respecto puede hacer una gran diferencia.

7b5c86a8d531a69e9c12c57a0926aa11CONFÍE EN SUS RECURSOS UD. SABE: Si el examinado ha estudiado y/o asistido a clases y ha participado positivamente de todo el proceso que está culminando con el examen no debería ponerse nervioso. Los conocimientos están dentro nuestro, quizás no a mano, quizás no surjan ante la primera pregunta pero nuestros pensamientos nos suelen jugar una mala pasada. Habitualmente pido a mis consultantes que ante situaciones de este tipo recurramos al MEDITAR un momento, paremos el carrusel permanente de pensamientos frecuentemente negativos en esta situación que sólo traen consigo: ansiedad, miedo, deseos de huir, etc. y concentrémonos en nuestra respiración, en el aire que entra y sale por nuestra nariz, en el frío que provoca, en la calma que trae. Visualicemos por un instante un paisaje calmado, imaginemos nuestro éxito, veamos lo bien que nos va, valoremos positivamente con mucha esperanza todo el tiempo destinado a estudiar y a asistir a clases. Será sólo un par de minutos,  en un exámen de una hora sólo un 3,3%, nada practicamente pero sin duda marcará la diferencia.

responsableUD DARÁ LO MEJOR DE SÍ SIN NINGUNA DUDA, ESTÁ AQUÍ POR SU VOLUNTAD, NO SE PRESIONE, CONFÍE: Este fragmento de la nota es la esencia del pensamiento positivo, la esperanza y la calma de la profesora. Ella responsabiliza al estudiante pero tiernamente, lo valora e insta a confiar en sí mismo. ¡¡¡Cuánto hubiera dado por una profesora así!!! Como dice el refrán se obtiene más con miel que con hiel. Muchos docentes sienten que reafirman su autoridad con una actitud hostil y de temer sobretodo en los exámenes, cuando está demostrado que obtendrían mejores resultados con este tipo de técnicas al momento de examinar. LA profesora reafirma el carácter VOLUNTARIO del asistente al examen: UD ESTÁ AQUÍ POR SU VOLUNTAD, hace responsable al estudiante por el resultado y fija un límite con firmeza pero sin brusquedad. Esto aplica a estudiantes adultos y no necesariamente a estudiantes de enseñanza media, aunque con ellos se podría usar, algo como: Ud está aquí porque sabe que es lo mejor para su futuro. Finalmente los anima a confiar en sus recursos internos, una palamadita en la espalda anímica.

Esto es un parcial, simplemente está escribiendo sobre lo que sabe de lo que  ha elegido estudiar. TODO VA A ESTAR BIEN. Acá la docente recurre a la perspectiva como fortaleza y relativiza la importancia misma del examen y calma a los estudiantes. kcs_adf6fd44Bueno, es sólo un examen no es el fin del mundo, una instancia de tantas en una carrera. Nada se destruirá o acabará el mundo. Sonará loco plantearlo en estos términos, pero el estudiante en pleno ataque de pánico o nervios por la situación siente como real la posibilidad de una debacle sino del mundo si de su vida tal como la conoce. Es un pensamiento absolutamente irracional y que no resiste el menor análisis pero en ese momento es muy poderoso y puede obturar los delicados mecanismos cognitivos que permiten demostrar lo que sabemos. El “todo va a estar bien” conjura el efecto del pensamiento irracional.

Finaliza con: SONRÍA, ES UN NUEVO Y HERMOSO DÍA: El mundo no se acabará, lo bello sigue siendo bello, relajémonos, disfrutemos de esta instancia. Sonreír nos relaja así como la contemplación y admiración de la belleza simple de las cosas: el sol, el cielo, el aire fresco, etc.

mix-hd-wallpapers-pack-44-47-650259-1024x640Durante el curso la actitud docente  debiera siempre se optimista, realista y asertiva. Es decir, esperar lo mejor del alumno (optimismo), ser consciente de sus posibilidades, limitaciones y potencial (realismo), ser claro con lo que se imparte, pretende y cómo serán las reglas de trabajo (asertivo). Esto favorecerá el vínculo, el intercambio y sobretodo el objetivo de ambos: el aprendizaje. No olvido que la actitud del estudiante también debiera ser compatible con este enfoque, pero que ella esté ausente no debe justificar una actitud pasiva del docente sino lo contrario ya que esta actitud positiva lo beneficiará mucho a él. La profesora de la nota sin duda obtiene más satisfacción de su trabajo, se realiza más y además obtiene mejores resultados, o al menos debería ser así según la literatura científica al respecto.

Te invito a dejar tus comentarios e impresiones.

Si deseas  incrementar tu bienestar personal, conyugal u organizacional no dudes en consultarnos.

Deja tu comentario, duda o reflexión, será un gusto contestarte.

Lic. Roberto Martínez Hernández

Psicoterapeuta

Cel: 099334647

Mail: psicrobertomartinez@gmail.com

¿Cuán feliz soy?

Test práctico
La lectura de este artículo insume sólo 9 minutos.
ser2bfeliz
PSICOPOS.COM

Hoy les traigo una muy sencilla herramienta para medir la felicidad subjetiva. Mide cuán felices creemos que somos y esto es, a fin de cuentas, es lo importante.

Si bien, en lo personal, prefiero la palabra bienestar a la de felicidad lo cierto es que se usa casi indistintamente en muchos ámbitos de la psicología positiva. Creo que la felicidad es más efímera, momentos, en cambio el bienestar es una dimensión más global y sostenible, también es más fácil de cuantificar por los equipos científicos que constantemente trabajan en esta área de la salud.

512bonffa3yl-_sy344_bo1204203200_
PSICOPOS.COM

Este test es presentado por la Dra. Sonja Lyubomirsky en su libro “La ciencia de la Felicidad” y constituye una herramienta muy útil para terapeutas y pacientes.

Podemos realizarlo cada 15 días e ir observando nuestro bienestar, poder trazar un promedio o analizar el impacto de hechos que nos estén afectando con sólo ver cuánto varía la medición.

Escala de Felicidad Subjetiva*:

Instrucciones:

Para cada una de las preguntas o afirmaciones siguientes, marca en la escala con un círculo el número que te parece más adecuado para describirte.

1. En general, me considero:

1               2              3              4                5               6              7

muy poco feliz                                                             muy feliz

2. En comparación con la mayoría de mis pares, me considero:

1               2              3              4                5               6              7

menos feliz                                                                     más feliz

3. Algunas personas en general son muy felices y disfrutan la vida, pase lo que pase, aprovechándola al máximo. ¿Hasta qué punto esta descripción es válida para ti?

1               2              3              4                5               6              7

en lo más mínimo                                                  en gran medida

4. Algunas personas en general no son demasiado felices y, aunque no están deprimidas, nunca parecen tan contentas como podrían estarlo. ¿Hasta qué punto esta descripción es válida para ti?

1               2              3              4                5               6              7

en gran medida                                                             en lo más mínimo

 

Calculemos tu puntuación:

Suma los 4 puntos obtenidos y divide esa cifra entre 4.

Obtendrás como máximo 7 puntos y como mínimo 1.

El promedio es entre 4.5 y 5.5 es decir una satisfacción media con la vida.

Habría que trabajar un poco para estar mejor sólo si lo consideras una cuestión importante.

Si tu puntuación es mayor a 5.5 tu vida parece tener un buen nivel de bienestar y felicidad continúa así y te mantendrás saludable por muchos años. Tu influencia positiva se extenderá a tu entorno.

Si tu puntuación es menor a 4.5 tu nivel de felicidad es bajo y deberías tomar acciones para cambiar esta realidad ya que mereces vivir una vida mejor, más plena, con más disfrute y realización.

Recuerda anotar el puntaje obtenido y la fecha, luego volver hacerlo e ir comparando.

 

Si deseas que trabajemos el resultado obtenido así como mucho más, incrementemos tu bienestar personal, conyugal u organizacional no dudes en consultarnos.

Deja tu comentario, duda o reflexión, será un gusto contestarte.

Lic. Roberto Martínez Hernández

Psicoterapeuta

Cel: 099334647

Mail: psicrobertomartinez@gmail.com

*Dra. S. Lyubomirsky, La ciencia de la Felicidad, Ed. URANO 2008 España.

Tres cosas buenas para sentirnos mejor

Leer este artículo te insumirá 8 minutos.

Todos nosotros estamos a sólo tres cosas buenas de sentirnos mejor, ser más felices o evitar caer en depresiones. Hoy quiero compartir con todos ustedes esta poderosa herramienta de la Psicología Positiva para aumentar el bienestar. Es simple, gratis y fácil de implementar sólo requiere de su parte algo de memoria y disposición.

En  Psicología Positiva, como señalé en la entrada 1, toda conclusión, técnica o afirmación ha sido verificada por uno o varios estudios de campo lo cual es muy importante y nos da garantías a pacientes y terapeutas. En este caso en particular el Dr. Seligman lo verificó con 577 participantes que comprobaron el positivo efecto de llevar adelante este ejercicio entre otros según describe en su libro “Florecer”.

La técnica es muy simple y toma varios nombres: diario de bendiciones, tres cosas buenas, etc. simplemente consiste en tomarnos un momento y recordar tres cosas buenas que nos hayan pasado ese día. Por ejemplo: el trámite en X lugar salió antes de lo esperado, encontré una oferta de mi fruta preferida, vi una linda película, etc.

Al momento de ponernos a dormir u otro en el que estemos tranquilos evocamos esas tres cosas buenas que nos pasaron en el día y pensamos que no sólo pasan cosas malas sino que pasa de todo en la vida, bueno y malo. En realidad de la valoración que le demos dependerá la connotación que tengan los hechos.

El primer día va a ser el más difícil, vamos a tener más problemas para encontrar qué recordar. El segundo día encontraremos cosas con más facilidad y así, día a día, se irán facilitando las cosas. Luego sin darnos cuenta, estaremos colectando sucesos para nuestro diario de bendiciones.

Según gustemos organizarnos podemos tomar nota, registrarlas en el celular o simplemente hacer una nota mental para tenerlas presentes al momento de evocarlas. Lo importante es no olvidarlas.

Con esta simple técnica estarán haciendo varias cosas que serán útiles para incrementar su bienestar general:

  • Aprendiendo a hacer foco en las cosas positivas del día a día. Cosa a la que no estamos habituados y es sumamente necesaria para recuperar, conservar y aumentar nuestro bienestar.
  • Evocando momentos positivos al recordarlos, lo que permite que los revivamos nuevamente.
  • Previniendo depresiones y otros trastornos psicológicos hasta por seis meses3-cosas-buenas-cambio1-1080x675

Si deseas que trabajemos esta técnica así como muchas más,

incrementemos tu bienestar personal, conyugal u organizacional

no dudes en consultarnos.

Deja tu comentario, duda o reflexión, será un gusto contestarte.

Lic. Roberto Martínez Hernández

Psicoterapeuta

Cel: 099334647  

Mail: psicrobertomartinez@gmail.com