Archivo de la etiqueta: crecimiento postraumático

Es posible aprender de ellos y estar mejor.

En el post de hoy te invito a hacer un ejercicio muy efectivo y fundamentado (Neimeyer, 2000) para valorar nuestros logros ante los supuestos “fracasos” de nuestra vida:

“La huella vital y el progreso”

Muchas veces nos lamentamos y sentimos mal por las adversidades que nos toca vivir. Sentimos que el mundo está de cabeza y nada nos sale como teníamos previsto. Esto nos puede llevar a pensar en cuán mal estamos, que mal calculamos, que poco nos esforzamos y un largo etcétera de epítetos negativos hacia nosotros y nuestro entorno. Palabras que minan nuestra autoestima y son muy poco amables. No producen nada más que emociones y efectos negativos.

El Dr. Robert Neimeyer es un psicólogoneimeyer_2015 estadounidense, profesor del Departamento de Psicología de la Universidad de Menphis. Ha escrito más de 30 libros y es un referente en el área de los duelos y aceptación de adversidades. Es en conexión con este tema que lo traigo a colación, ya que Psicología Positiva siempre tenemos muy presente el Crecimiento Post Traumático como una piedra angular de nuestro trabajo. El Dr. Neimeyer desarrolló la herramienta: “La huella vital y el progreso”

Esta herramienta parte del supuesto de que nosotros somos la historia que nos hemos contado. Nos sentimos de acuerdo a esa historia y construimos nuestro mundo de relaciones y valoraciones a partir de esa biografía que construimos. Los hechos de nuestra biografía van dejando huellas y partir de ese andar por la vida vamos obteniendo progreso.

En nuestra vida suceden todo el tiempo cosas, acontecimientos, que no tienen valoración alguna hasta que nosotros le ponemos un signo o valor: positivo, negativo o neutro. La técnica consiste en que hagamos un listado de los eventos que nos dejaron huellas, problemas que enfrentamos, experiencias negativas, etc. que hemos vivido. Podemos hacerlo en general, abarcando nuestra vida en su totalidad, o más acotado, abarcando por ejemplo mi tiempo casado,  de noviazgo o el tiempo que trabajé en X lado. tikplmynxiffacebkysdpejuoflkojwdvcaboppxjmbnjqxqfc

Por ejemplo:

Situación:

  1. A los 17 sufrí un accidente al caer de mi moto.
  2. Apenas entré a trabajar en X nos robaron.
  3. Al año de casados quedamos desempleados.

A todas luces estos eventos son valorados negativamente en un primer vistazo, pero la idea justamente es que rescatemos otro significado. Estos eventos si bien son adversos nos pusieron en contacto con recursos que no sabíamos que teníamos y de algún modo fuimos capaces de recuperarnos (de lo contrario no estarías leyendo esto, ja ja ). Muchas veces “olvidamos” nuestras propias capacidades y valoramos en exceso habilidades en otras personas infravalorando nuestros propios recursos.

vocc3aa-nasceu-para-solucionar-problemasLuego del listado de eventos adversos, ponemos qué aprendimos de eso y cómo logramos superar el trance.

  1. Del accidente salí con una pierna rota. Debí quedarme en casa todo el verano y logré tener tiempo para estudiar y finalizar el año lectivo. Además tomé más conciencia de la seguridad en el tránsito.
  2. Si bien el robo fue horrible, pude notar que pesar de ser nuevo en el empleo todos los compañeros expresaban sincera solidaridad y entre nosotros surgió un fuerte sentimiento. Ya no trabajo allí, pero nos reunimos con asiduidad.
  3. El desempleo fue un bajón, pero nos hizo dueñso de nosotros mismos. Aprovechamos el tiempo para probar con nuestro negocio. No nos fue bien, pero aprendimos cuán importante es estar capacitado para tener éxito.

Todas son historias reales y en principio parecían deprimentes y en cambio terminan siendo motivadoras. Es conveniente que reúnas al menos una media docena de estos eventos y leas frecuentemente qué aprendiste y cómo saliste de esa etapa. Eso te dará fuerzas para el futuro, mejorará tu autoestima y por ende se incrementará tu bienestar general.

lo-logre

Te invito a dejar tus comentarios e impresiones son muy importantes para mi. 

Si deseas  incrementar tu bienestar personal, conyugal u organizacional no dudes en consultarnos.

Deja tu comentario, duda o reflexión, será un gusto contestarte.

Lic. Roberto Martínez Hernández

Psicoterapeuta

Cel: 099334647

Mail: psicrobertomartinez@gmail.com

https://www.facebook.com/psicopos/

skype_std_use_logo_pos_col_rgb  sudriers

Anuncios

Psicología Positiva en desastres… crecimiento postraumático.

Uruguay está hoy conmovido por una serie de eventos climáticos adversos que han complicado el natural transcurso de la vida de muchos de nosotros. Sin dudas la situación extrema es la que viven las personas de la ciudad de Dolores, pero el drama de las inundaciones, vientos, tragedias personales y demás se extiende a muchas otros puntos del país.

Los psicólogos, como profesionales de la salud, podemos ayudar en estos momentos con los llamados PAPS o Primeros Auxilios Psicológicos, que son una serie de técnicas que buscan ayudar a la persona que está en situación de desastre.

Este cuadro que encontré en la web resume muy bien qué se debe hacer en estos casos:

bienestar-en-momentos-de-crisis-cadh-ucab-2-638

Complementariamente, desde la Psicología Positiva se ha trabajado mucho en el estrés postraumático que ante diversas situaciones sufren las personas. Estudios (1) demuestran que la mayoría de las personas superan favorablemente una situación de desastre sin perjuicio de lo cual debe atenderse adecuadamente la situación, es lo que llamamos: crecimiento postraumático. 

Los afectados de trastorno de estrés postraumático (TEPT) suelen presentar un conjunto de síntomas característicos que suelen prolongarse en el tiempo (2).

  1. Revive constantemente la situación traumática. Por medio del relato o en sueños. La persona parece pegada al hecho y a su vez absorbida por el.
  2. Insensibilidad, las personas se tornan más frías psicológicamente, con dificultad para expresar sus emociones.
  3. Ansiedad, las personas están híper alertas, pueden desarrollar fobias y ante hechos mínimos, una llovizna, por ejemplo, piensan y sienten que la inundación es inminente. Esta situación conduce a numerosas reacciones psicosomáticas: alergias, insomnio, etc.
  4. Culpabilidad del sobreviviente, es sentirse culpable por haber sobrevivido, por no haberle “tocado” a él. Surgen ideas constantes de “Si hubiera ido, hecho, sacado, etc. tal cosa no habría pasado” Ideas sumamente negativas e improductivas, no conducen a nada y tienden a convertirse en intrusivas: están siempre en la mente. Inducen a estados de ánimo negativos (depresión, ansiedad).

Estos 4 síntomas en principio son normales y esperables en quienes han vivido una situación traumática. El problema surge cuando persisten más de un mes. Lo habitual es que lentamente se vayan diluyendo los síntomas y la rutina o las nuevas rutinas vayan acomodándose.

Sin embargo, la mayoría de las personas se recuperan positivamente con el paulatino paso del tiempo y sólo un porcentaje mínimo muestra sintomatología persistente. Estudios recientes demuestran que el estilo explicativo influye poderosamente en la resolución de la situación traumática y en la capacidad de CRECIMIENTO POSTRAUMÁTICO. Personas que naturalmente piensan en lo peor (catastrofizar) lo sufren más así como aquellas que al momento de la situación tenían mala salud mental.

“Lo que no te mata te fortalece”

Es lo que dice un tradicional refrán, pero parece ser que el trabajo académico lo comprueba. Personas habían atravesado los hechos más catastróficos imaginables comparados con otros que no habían pasado por nada similar, resultaron tener fortalezas más intensas, mayor sentido de la vida y consciencia. La capacidad de salir fortalecido de un evento adverso es lo que llamamos RESILIENCIA, una fortaleza clave para el bienestar y una buena calidad de vida.

La Psicología Positiva nos ayuda dándonos una serie de recomendaciones para salir adelante fortalecido y recuperado (3):

  • Comprender el momento en que estoy, darme tiempo, permitirme sentirme mal, desorientado, sin perspectivas, etc. Es una respuesta normal y sólo debe preocuparnos si no podemos salir de ella luego de pasado un mes.
  • Controlar la ansiedad e imágenes intrusivas: tratar de ocuparse, ayudar a otros si se puede, abocarse a las tareas de reconstrucción, etc. Todo aquello que nos ocupe la mente y permita tener bajo control los pensamientos negativos. NO combatirlos o reprimirlos, eso los empeora, sino aceptarlos cuando surgen y dejándolos pasar.
  • Comprender que esta situación es difícil pero TEMPORAL, no será permanente, debemos hacer planes para ir superando esto.
  • Construir un relato positivo de lo sucedido y transmitirlo a nuestros familiares, vecinos, etc. Por ejemplo, no verse como víctima del tornado sino como superviviente. Aceptar lo perdido pero pensar en todo aquello que podrías alcanzar.
  • Valorar los afectos, los vínculos, apreciar el valor de la vida.
  • Buscar aunque sea en un escenario adverso, lo bueno, el humor, cosas lindas, reforzarlas, contarlas a otros.
  • Ayudar, el altruismo es una de las actividades humanas que genera más bienestar duradero y positivo. Contribuye a hacer mejores vínculos con los demás.

Esperamos haber contribuido desde nuestro lugar a ayudar y a tener mejor salud y bienestar.

Si deseas  incrementar tu bienestar personal, conyugal u organizacional no dudes en consultarnos.

Deja tu comentario, duda o reflexión, será un gusto contestarte.

Lic. Roberto Martínez Hernández

Psicoterapeuta

Cel: 099334647

Mail: psicrobertomartinez@gmail.com

 

1- R. G. Tedeschi y L. G. Calhoun, “Posttraumatic Growth: Conceptual Foundations and Empirical Evidence”, Psychological Inquiry 15 (2004): 1-18. Una revisión del concepto de crecimiento postraumático.
2-K. T. Erikson, Everything in Its Path: Destruction of Community in the Buffalo Creek Flood.
3-Seligman, Martin “Florecer”