Archivo de la etiqueta: felicidad

Buscando la felicidad…

WhatsApp Image 2019-05-13 at 17.06.07WhatsApp Image 2019-05-13 at 15.01.39

Como parte de un programa mundial de Sheraton,  esta semana en Sheraton Montevideo celebraron la semana del empleado. Las actividades propuestas van de lo recreativo a lo formativo pero tienen como eje a la persona y su entorno. En lo personal fui invitado a realizar un Taller sobre la “Felicidad” y el “Bienestar” en los tiempos que corren.

Identificamos creencias erróneas al respecto y trabajamos la importancia del bienestar, lo medimos y vimos qué cosas hacer para estar mejor.

Desde el piso 25 las vistas sobre Montevideo y sus playas me hicieron sentir maravillosamente agradecido por la profesión que elegí y las oportunidades que brinda de acercar mi pasión a tanta gente en un entorno tan privilegiado. Agradezco a las responsables del RRHH de Sheraton Montevideo y a mi amiga Patricia.

Si deseas incrementar tu bienestar personal, conyugal u organizacional no dudes en consultarnos.

Miembro de la Asociación Internacional de Psicología Positiva

ippa-logo

Lic. Roberto Martínez Hernández

Psicoterapeuta individual y parejas.

Cel: 099334647

Mail: psicrobertomartinez@gmail.com

https://www.facebook.com/psicopos/

skype_std_use_logo_pos_col_rgb sudriers

help-translate-twitter-into-catalan-afrikaans-ukrainian-greek-czech-or-basque

@Lic_R_Martinez

 

 

Comparto con Uds. algunas de las diapositivas de la presentación:

Captura

 

 

 

 

 

 

midamos el bienestar

Captura 3

 

 

 

 

 

 

datos de ps RM

Emociones Positivas: la llave para el bienestar

Esta semana he decidido traerles de nuevo esta antigua entrada al post porque considero que es muy importante para nuestro bienestar dar importancia a las emociones positivas.

Primero veamos qué son las emociones:post_005_sistema_limbico

Son respuestas adaptativas que nuestro cerebro da a diversas situaciones de nuestra vida. Varias estructuras de nuestro sistema nervioso se ocupan de ellas, en especial el sistema límbico y de él, la amígdala. Estas partes del cerebro son muy antiguas (evolutivamente hablando) por lo que podemos considerar que el procesamiento de emociones es algo imprescindible para la evolución. La respuesta puede conlleva manifestaciones a nivel fisiológico: aumento de presión arterial, frecuencia cardíaca, sudoración, piel erizada, etc. Son muy intensas y breves.

¿Hay positivas y negativas? emociones-positivas-y-negativas

Si. Las emociones negativas son las que más recordamos, generalmente, y tienen relación más directa con la capacidad de sobrevivir: miedo, ira, ansiedad, asco, tristeza, enojo, etc. Son muy potentes y generan una fuerte impresión en nosotros  y en quienes nos rodean. El experimentar emociones negativas suele asociarse a la ocurrencia pensamientos negativos. Son absolutamente normales, inevitables y reaccionar adecuadamente a ellas es lo esperable. No podemos negarlas, vacunarnos contra ellas o dejar de sentirlas ya que eso sería un gran problema en sí mismo. Podemos aprender a gestionarlas, valorarlas en su real dimensión y no dejar que nos ocupen toda nuestra realidad emocional.

maxresdefaultLas emociones positivas si bien tienen un correlato fisiológico, no es tan evidente. Son más ambiguas e inespecíficas, amplían nuestra percepción y generan bienestar. La Dra. Barbara Fredrickson es la experta mundial en emociones positivas y ha conducido, participado y/o difundido muchos estudios sobre este tipo de emociones. Muchos de ellos prueban su utilidad evolutiva, su aporte al bienestar, a la longevidad, a la creatividad, a la solución de problemas, etc. Las emociones positivas mejoran el relacionamiento con los demás y parecen actuar como un reservorio para cuando atravesemos las inevitables dificultades de la vida preparándonos y volviéndonos más resilientes. Son complementarias de las emociones negativas y viceversa. Mientras que las emociones negativas reducen las respuestas posibles para mejorar las chances de sobrevivir: huye, ataca, resguárdate; las emociones positivas amplían las posibles respuestas, generan un abanico más rico de opciones para mejorar la posibilidad de solucionar problemas, socializar, crear algo o simplemente estar mejor.

Las emociones positivas pueden centrarse en el pasado, presente o futuro y son más de las que suponemos:

Pasado: orgullo, realización personal, satisfacción, complacencia. 

Presente: alegría, humor, tranquilidad, éxtasis, entusiasmo, euforia, placer, elevación, fluidez (flow).

Futuro: optimismo, esperanza, fe, confianza.

screen-shot-2014-02-24-at-08-09-50Las emociones positivas están allí donde estemos, podamos sentirlas o no. Por lo general estamos mucho más enfocados en las negativas que en las positivas y tendemos a ignorarlas. Al ignorarlas nos perdemos de sus efectos beneficiosos. Efectos que se trasuntan a muchos aspectos de nuestras vidas. Las emociones positivas son mucho menos intensas que las emociones negativas por ello M. Losada y B. Fredrickson proponen en 2009 lo que se conoce como el ratio de Losada: son necesarias 3 emociones positivas para neutralizar el efecto de una sola emoción negativa. Por ejemplo: imaginemos que venimos caminando  y nos asusta un perro que ladra sorpresivamente cerca, sentimos: MIEDO, para contrarrestar el efecto en nuestro bienestar deberíamos experimentar al menos 3 emociones positivas por ejemplo, alegría, esperanza y tranquilidad.

¿En qué nos benefician las emociones positivas?

Longevidad:

The nun study (estudio de las monjas) probó que el experimentar emociones positivas de manera frecuente, prologa nuestras vidas.istock_000001499291xsmall Al ingresar a un convento en EEUU las novicias debían escribir una nota autobiográfica. Se analizó la presencia de emociones positivas  y negativas en estas notas y se dividió a las monjas en dos grupos.  Se observó que pasado el tiempo el 90% de las monjas del grupo más positivo había llegado a los 85  años en contraste con sólo el 34% de las más pesimistas. Se eligió un convento por la uniformidad de estilo de vida, dieta, hábitos, etc. (Danner, Snowdon y Friesen, 2001). Ser optimista, disfrutar lo bueno que te pasa y darte cuenta de ello puede hacer que tu jubilación valga la pena.

Creatividad:

creatividadSe indujo estados de ánimos positivos, negativos o neutros por medio de películas o presentes a tres grupos de voluntarios. Luego se les pidió la resolución de problemas. El grupo inducido positivamente parecía incrementar las soluciones más novedosas, inesperadas o inusuales. (Ilsen 1987) Así que si tenemos un problema que resolver y no damos con la clave, relajarnos, mirar una comedia, leer chistes o dar un beso a un ser amado pueden ser la parte de la solución que no has contemplado.

aseguran-envejecimiento-deterioro-controla-manipular_claima20130506_0138_17Previene depresiones:

Las emociones positivas vuelven a las personas más resistentes ante todos los trastornos psíquicos pero es ante la depresión que se muestra particularmente eficaz.

Crecimiento postraumático:

Las personas que logran experimentar emociones positivas, por ejemplo: el humor a pesar de haber pasado o estar en una situación traumática o estresante logran mayores índices de crecimiento postraumático, saliendo fortalecidas de la situación adversa.

Son muchos más los ejemplos y estudios que se han llevado a cabo probando el valioso papel de las emociones positivas. Espero que la lectura de este post les ayude a ser más consciente de ellas, a buscarlas y propiciarlas. Esa actitud provocará benéficos efectos, sostenibles y a largo plazo en sus vidas.

Si deseas incrementar tu bienestar personal, conyugal u organizacional no dudes en consultarnos.

Miembro de la Asociación Internacional de Psicología Positiva

ippa-logo

Lic. Roberto Martínez Hernández

Psicoterapeuta individual y parejas.

Cel: 099334647

Mail: psicrobertomartinez@gmail.com

https://www.facebook.com/psicopos/

skype_std_use_logo_pos_col_rgb sudriers

help-translate-twitter-into-catalan-afrikaans-ukrainian-greek-czech-or-basque

@Lic_R_Martinez

El placer y el propósito una dupla genial.

330px-paul_dolan_El trabajo clínico con pacientes, consultantes y parejas requiere que siempre estemos investigando y en contacto con los principales aportes científicos que en el ámbito del bienestar se realizan. A partir del Congreso de Sao Paulo conocí el trabajo del profesor inglés Paul Dolan  especialista en ciencias del comportamiento. En 2014 escribió el libro, best seller, “Diseña tu Felicidad”.

El Profesor Dolan ha sido asesor del Gobierno Británico para el adecuado destino de fondos de salud. También ha investigado el rol de la tecnología moderna en la felicidad, y de qué cosas en general tienen efecto en nuestra felicidad.

En el libro que mencioné él habla siempre de felicidad, pero al igual que otros psicólogos positivos, ese término me rechina un poco y prefiero el de bienestar. Como he señalado anteriormente, la felicidad me parece un estado más efímero, positivo e intenso que las personas sentimos de forma más o menos regular. En cambio al bienestar lo veo más bien como el promedio de esos picos de felicidad e infelicidad que en la vida todos tenemos.  Además hay mejores medios de medir y cuantificar el bienestar y no pasa así con la felicidad lo que es un detalle importante al hablar de un psicología científica y fundamentada en investigación.

Paul Dolan nos dice que para la felicidad personal es tan importante el placer que sintamos como el propósito que tenga la actividad que estemos realizando, de un modo independiente o complementario. Crea el Principio de Placer-Propósito. El dice:

“para ser feliz de verdad debes sentir tanto placer como propósito. Puedes ser tan feliz o desdichado como yo, pero con muy diversas combinaciones de propósito y placer. Y acaso requieras uno u otro en distintos grados en momentos diferentes. Pero has de sentir los dos. Lo denomino el principio placer-propósito (PPP).” (pag.30)

El propósito lo encontramos en el sentido que le damos a algo que estamos haciendo. Por ejemplo, las tareas domésticas no suelen dar mucho placer al efectuarlas para la mayoría pero sin duda tienen un gran sentido de propósito.

97884493314731

Suponiendo que no nos gustan las tareas domésticas pero sin embargo, nos gusta ver la casa ordenada y limpia, la ropa en su lugar o disfrutar una comida casera con nuestra familia. Si la atención la ponemos en el placer que la tarea nos daría, nuestro saldo de felicidad no se incrementaría. Distinto sería si atendiéramos al sentido de propósito que tienen estas tareas para la familia o nuestros seres queridos, seguramente nos sintamos mucho mejor al evaluarlas de este modo.

La crianza de nuestros hijos es por momentos caótica y lejana a lo que consideramos una tarea placentera, pero es por otro lado, una de la actividades que más sentido de propósito nos dan. El enorme aporte de propósito viene a compensar el bajo grado de placer que brinda y el saldo termina siendo positivo, pero sólo si atendemos en ese aspecto. Si nos quedamos diciéndonos cuan ingratas son estas actividades nuestro bienestar se resentirá invariablemente.

Una vida miserable sería aquella en la que predomina la falta de sentido y las experiencias negativas. el equilibro entre placer y propósito es personal y cada uno debería encontrar el punto medio que le haga bien. Propósito y placer deben guardar un relativo equilibrio en nuestras vidas para tener una percepción de “buena vida”. Los invito a evaluar sus actividades diarias y poner atención  en lo que les hace sentir: sentido/propósito y/o placer.  El registro les ayudará a identificar actividades que vayan en un sentido propicio hacia el bienestar y prestarles más atención así como podrán identificar las actividades que les perjudican.

Si deseas  incrementar tu bienestar personal, conyugal u organizacional no dudes en consultarnos.

 Miembro de la Asociación Internacional de Psicología Positiva

ippa-logo

Lic. Roberto Martínez Hernández

Psicoterapeuta individual y parejas.

Cel: 099334647

Mail: psicrobertomartinez@gmail.com

https://www.facebook.com/psicopos/

skype_std_use_logo_pos_col_rgb  sudriers

help-translate-twitter-into-catalan-afrikaans-ukrainian-greek-czech-or-basque

 

@Lic_R_Martinez9788449331473

El bienestar es social y algo más…

Proseguimos el tema comenzado en el post anterior referente al bienestar y todo lo que en el incide. Habíamos visto que el bienestar es autopercibido y por ende subjetivo. Otra dimensión del bienestar es la social y la económica. Hoy veremos un poco de estas perspectivas.

blobid1497605987482-a2d8dec9150215f0a1656e38e5b3be5f-750x461

Hannah Arednt fue una mujer con una vida interesantísima, intrépida, arriesgada y reflexiva. Periodista, maestra y filósofa ha sido fuente para películas y libros. Nace en Alemania en 1906 en una familia judía y la Europa del tiempo en que le tocó ser una joven mujer no era de lo más amigable con mujeres intelectuales y menos si eran judías. Pero nada de ello la detendría y haciendo gala de una resiliencia extraordinaria huye de la Alemania Nazi a Francia y luego a EEUU, sin que la huida signifique en ningún momento acallar la voz.

En cuanto al bienestar, que es el tema que nos convoca acá, Arendt considera que el hombre es un “ser” en relación con sus semejantes. No concibe la idea de “ser” en soledad. La radicalidad del ser humano está en la pluralidad y en la interacción más que en la acción en si mismo. El pensamiento es “humano” sí contiene comprensión y amistad para los demás. La percepción de nuestro propio bienestar está entrelazada con los múltiples nexos que nos unen a nuestros semejantes, nos resume C. Vázquez.

Bienestar Social

Esta línea de pensamiento nos lleva a una de las dimensiones del bienestar: el social.  El bienestar social es el grado en que percibimos nuestro entorno: barrio, pueblo, país, etc. Si lo encontramos dador de posibilidades de desarrollo personal o por el contrario sentimos que nuestro potencial se ve limitado por la configuración peculiar del mismo.

Lo que la Sra. Arendt planteaba desde la filosofía, el trabajo empírico de la Psicología Positiva lo comprobó científicamente. El bienestar está muy relacionado a la red social que la persona tenga y mantenga.

corey_20121

Cory Keyes, psicólogo estadounidense, miembro de la IPPA (International Positive Psychology Association) desarrolló el concepto de bienestar social, como una dimensión más del mismo que se viene a sumar al bienestar psicológico y el subjetivo o emocional. Importante como las otras dimensiones y relevante para el estado de la persona. 

Las tres dimensiones del bienestar: psicológico, subjetivo y social no están en equilibro y eso depende de cada persona. Si naturalmente priorizamos uno sobre otro los otros son menos importantes para nosotros, pero no por ello prescindibles.

Economía de la Felicidad:

Vecino del concepto de bienestar social es el desarrollo del economista británico Richard Layard.  El habla de la economía de la felicidad, planteando que el ingreso es un mal predictor de la felicidad, tal como varios estudios internacionales comprueban. A pesar de que la mayoría de países del mundo tienen una mejor renta, calidad de vida, esperanza de vida y vida más segura en general la mayoría de las personas no lo creen así y la creciente pandemia de la depresión parece aseverarlo.

imagenPara sorpresa del ámbito económico general, muy dado a cuantificar todo, Layard demuestra que el ingreso no predice el bienestar porque mucho de él depende del bienestar relativo al entorno. Acá se reafirma el valor de las comparaciones sociales. Tendemos a sentirnos mejor si notamos que nuestro bienestar se incrementa sobre el de nuestros pares, si en cambio todos aumentamos nuestro bienestar y entre nosotros no se notan diferencias, tendemos a creer que no hubo cambios. Por ejemplo, años atrás tener una radio o un televisor, ir de vacaciones, etc. significaban un logro familiar. En nuestro presente Uruguay la mayoría de las familias acceden a esas cosas en distinto grado, por lo que la adquisición de un TV no significa gran cosa sino algo que es “necesario”.

100120El acostumbramiento es otro factor no tomado en cuenta por los economistas pero de reconocido valor para los psicólogos positivos. La economía ignoraba la idea de que la gente se acostumbra a tener determinados bienes y servicios que incrementan su calidad de vida y bienestar y por ello cada vez se hace necesario más para obtener el mismo índice de bienestar subjetivo. Recientemente tuve la fortuna de visitar Panamá y Santo Domingo y al ver cómo funciona el sistema de transporte público de esos países puede comprender que si bien con falencias el transporte público de Uruguay es mucho más confortable, seguro y barato. Por otra parte cuando visito Buenos Aires y viajo en el abarrotado metro porteño y oigo cuanto se quejan por incomodidad sus pasajeros me sorprendo de que no valoren la dicha de cruzar la ciudad en hora pico en sólo 30 minutos.

Finalmente Layard señala que los ingresos de por sí no hablan del bienestar porque no consideran la influencia de la moda, usos y costumbres sociales en el bienestar de las personas. Desde la economía, política, etc. se tiende a creer que los gustos y preferencias son constantes y no es así, varían y sufren influencias. Hace algunos años se pasó a considerar un factor de desarrollo y calidad de vida la existencia de grandes superficies para hacer compras: shoppings, supermercados e hipermercados. Actualmente la cosa está cambiando, en especial para los dos últimos y las personas se están volcando a hacer sus compras en comercios de cercanías porque están priorizando el tiempo por sobre el costo. Ese cambio en las prioridades es algo nuevo e impensable años atrás.

Como vemos el tema del bienestar tiene muchas aristas y todas ellas muy interesantes para desarrollar.

Si deseas  incrementar tu bienestar personal, conyugal u organizacional no dudes en consultarnos.

 Miembro de la Asociación Internacional de Psicología Positiva

ippa-logo

Lic. Roberto Martínez Hernández

Psicoterapeuta individual y parejas.

Cel: 099334647

Mail: psicrobertomartinez@gmail.com

https://www.facebook.com/psicopos/

skype_std_use_logo_pos_col_rgb  sudriers

help-translate-twitter-into-catalan-afrikaans-ukrainian-greek-czech-or-basque

 

@Lic_R_Martinez

 

Hoy hablamos del optimismo y mucho más en radio

 

Hoy, comparto con ustedes el link de acceso al audio del espacio que tenemos todos los miércoles en Radio Continental a las 12 hs aproximadamente acompañado de la periodista Cecilia Planes. Conversamos sobre optimismo, estilos explicativos, hábitos de las personas felices y el porqué la dieta de noticias funciona. Terminamos dando a conocer un hábito de gran utilidad para incrementar nuestro optimismo.

Pueden escuchar el audio directamente haciendo click en el siguiente link:

http://www.ivoox.com/habitos-personas-felices-optimismo-audios-mp3_rf_17991792_1.html

Exámenes, vamos a vivirlos positivamente.

Leer este artículo te llevará un tiempito, pero verás que te será útil.

Hola amigos de este blog. Hoy les traigo una noticia que se ha difundido (no me gusta lo de viralizar)  por las redes en estos días. Noticia que apunta a lo que queremos quienes trabajamos en Psicología Positiva.

Esta nota fue dejada por una profesora de la Universidad Nacional Arturo Jauretche, universidad-jauretchede Buenos Aires. La Gaceta de Tucumán señala que la docente notó el estado de ansiedad que los exámenes provocan en sus alumnos y tomó la decisión de ayudarlos de este sencillo pero eficaz modo. Elaboró una simple esquela resaltando con mayúscula y subrayado conceptos o palabras claves.

No he encontrado aún el nombre de la profesora ni la materia que dicta, supongo que aparecerá en los días venideros. Lo que si podemos intuir es el marcado optimismo que la docente tiene y el sincero deseo de acompañar a los alumnos en una instancia estresante para que les vaya lo mejor posible.

Los exámenes son siempre la némesis de los estudiantes, sin importar la edad, curso, profesión o grado. Siempre se ha dado una valoración negativa a estas instancias, se han convertido en la imagen perfecta de la asimetría existente entre docentes y alumnos, o entre examinador y examinado. Sin embargo, los exámenes son un recurso válido, efectivo y relativamente económico para evaluar lo aprendido o los conocimientos  de una persona.

Analicemos juntos el contenido de la nota:

tiempo-reasonwhy-es_TENEMOS TIEMPO DE SOBRA: habitualmente los examinados temen que tiempo se agote sin pensar que el exámen ya se hizo con la idea de que el tiempo nos de para hacerlo y nos sobre. Cada uno debería ordenarse según su propio estilo de trabajo. Algunos de nosotros preferimos hacer los difícil primero o lo que suponemos nos insumirá más tiempo y dejamos para el final del examen lo “fácil” porque lo tenemos claro y escribirlo será sencillo. Otras personas hacen justamente lo contrario: Primero lo fácil y luego nos concentramos en lo difícil.

Una buena medida es concurrir con reloj al examen y dividir el tiempo asignado entre las preguntas. Si tenemos una hora para 6 preguntas, 10 minutos para cada una estará bien, por ejemplo. Otra opción es no pensar demasiado en el tiempo, hacer eso nos sumaría un estrés extra al nerviosismo propio de la situación, nuestra conducta al respecto puede hacer una gran diferencia.

7b5c86a8d531a69e9c12c57a0926aa11CONFÍE EN SUS RECURSOS UD. SABE: Si el examinado ha estudiado y/o asistido a clases y ha participado positivamente de todo el proceso que está culminando con el examen no debería ponerse nervioso. Los conocimientos están dentro nuestro, quizás no a mano, quizás no surjan ante la primera pregunta pero nuestros pensamientos nos suelen jugar una mala pasada. Habitualmente pido a mis consultantes que ante situaciones de este tipo recurramos al MEDITAR un momento, paremos el carrusel permanente de pensamientos frecuentemente negativos en esta situación que sólo traen consigo: ansiedad, miedo, deseos de huir, etc. y concentrémonos en nuestra respiración, en el aire que entra y sale por nuestra nariz, en el frío que provoca, en la calma que trae. Visualicemos por un instante un paisaje calmado, imaginemos nuestro éxito, veamos lo bien que nos va, valoremos positivamente con mucha esperanza todo el tiempo destinado a estudiar y a asistir a clases. Será sólo un par de minutos,  en un exámen de una hora sólo un 3,3%, nada practicamente pero sin duda marcará la diferencia.

responsableUD DARÁ LO MEJOR DE SÍ SIN NINGUNA DUDA, ESTÁ AQUÍ POR SU VOLUNTAD, NO SE PRESIONE, CONFÍE: Este fragmento de la nota es la esencia del pensamiento positivo, la esperanza y la calma de la profesora. Ella responsabiliza al estudiante pero tiernamente, lo valora e insta a confiar en sí mismo. ¡¡¡Cuánto hubiera dado por una profesora así!!! Como dice el refrán se obtiene más con miel que con hiel. Muchos docentes sienten que reafirman su autoridad con una actitud hostil y de temer sobretodo en los exámenes, cuando está demostrado que obtendrían mejores resultados con este tipo de técnicas al momento de examinar. LA profesora reafirma el carácter VOLUNTARIO del asistente al examen: UD ESTÁ AQUÍ POR SU VOLUNTAD, hace responsable al estudiante por el resultado y fija un límite con firmeza pero sin brusquedad. Esto aplica a estudiantes adultos y no necesariamente a estudiantes de enseñanza media, aunque con ellos se podría usar, algo como: Ud está aquí porque sabe que es lo mejor para su futuro. Finalmente los anima a confiar en sus recursos internos, una palamadita en la espalda anímica.

Esto es un parcial, simplemente está escribiendo sobre lo que sabe de lo que  ha elegido estudiar. TODO VA A ESTAR BIEN. Acá la docente recurre a la perspectiva como fortaleza y relativiza la importancia misma del examen y calma a los estudiantes. kcs_adf6fd44Bueno, es sólo un examen no es el fin del mundo, una instancia de tantas en una carrera. Nada se destruirá o acabará el mundo. Sonará loco plantearlo en estos términos, pero el estudiante en pleno ataque de pánico o nervios por la situación siente como real la posibilidad de una debacle sino del mundo si de su vida tal como la conoce. Es un pensamiento absolutamente irracional y que no resiste el menor análisis pero en ese momento es muy poderoso y puede obturar los delicados mecanismos cognitivos que permiten demostrar lo que sabemos. El “todo va a estar bien” conjura el efecto del pensamiento irracional.

Finaliza con: SONRÍA, ES UN NUEVO Y HERMOSO DÍA: El mundo no se acabará, lo bello sigue siendo bello, relajémonos, disfrutemos de esta instancia. Sonreír nos relaja así como la contemplación y admiración de la belleza simple de las cosas: el sol, el cielo, el aire fresco, etc.

mix-hd-wallpapers-pack-44-47-650259-1024x640Durante el curso la actitud docente  debiera siempre se optimista, realista y asertiva. Es decir, esperar lo mejor del alumno (optimismo), ser consciente de sus posibilidades, limitaciones y potencial (realismo), ser claro con lo que se imparte, pretende y cómo serán las reglas de trabajo (asertivo). Esto favorecerá el vínculo, el intercambio y sobretodo el objetivo de ambos: el aprendizaje. No olvido que la actitud del estudiante también debiera ser compatible con este enfoque, pero que ella esté ausente no debe justificar una actitud pasiva del docente sino lo contrario ya que esta actitud positiva lo beneficiará mucho a él. La profesora de la nota sin duda obtiene más satisfacción de su trabajo, se realiza más y además obtiene mejores resultados, o al menos debería ser así según la literatura científica al respecto.

Te invito a dejar tus comentarios e impresiones.

Si deseas  incrementar tu bienestar personal, conyugal u organizacional no dudes en consultarnos.

Deja tu comentario, duda o reflexión, será un gusto contestarte.

Lic. Roberto Martínez Hernández

Psicoterapeuta

Cel: 099334647

Mail: psicrobertomartinez@gmail.com

“Panamá papers” y dónde invertir…

Asombrado estoy con el revuelo alcanzado en todos los medios con esto de los “Panamá papers”. Una serie de filtraciones que comprueban lo que muchos sospechábamos de las grandes fortunas. Fortunas que están muy lejos de nuestras realidades.

Todo esto me ha puesto a pensar acerca de la riqueza y dónde invertir. Siempre pensamos que este es un tema para abogados, economistas, contadores, expertos en finanzas. Jamás pensaríamos en consultar al psicólogo sobre inversiones y quizás no sea muy descabellado.

¿Son los ricos, lindos, populares, etc.  más felices?

936676-llave-dorada-para-abrir-xito-en-las-empresas-foto-de-archivoPues para nuestra sorpresa, la respuesta es un rotundo NO. Uno supondría lo contrario. Pensamos que grandes casas, comodidades, viajes, etc. son la llave dorada a la felicidad.

Les cuento el siguiente caso extraído de “La ciencia de la Felicidad” de S. Lyubomirsky:

Denise era una madre de tres hijos en edad escolar en EEUU. Se había descuidado, dejó su trabajo fuera por trabajar en casa, seguro que más tiempo y con menos gratificaciones. Se sentía fatal y lucía mucho mayor de lo que era. Un buen día es seleccionada por el programa de TV Extreme Makeover (Transformación Total). La hicieron de nuevo prácticamente: lifting, nariz, liposucción, peluquería, vestuario, etc. Parecía 10 años menos en sólo unos días. Se volvió el centro de atención de la familia, amigos y medios. “Me cautivo tanta atención” dice ella después. Todo se le subió a la cabeza. Repensó su matrimonio y meditó en dejar a su marido. Pasado un año este hecho circunstancial  retornó a sus niveles habituales de bienestar. Valoraba el tener menos arrugas y verse mejor pero no entendía que ese hecho le significara una mejora sustancial en su bienestar. Comprendió que hubiera sido un error haberse dejado llevar por la euforia y haber dejado a su marido.

Otros estudios llevados adelante en EEUU prueban que el índice de felicidad no mejora permanentemente luego de tener bienes materiales suficientes o en abundancia (C. Goldberg, “Too much of a good thing”). El dinero si nos hace felices, pero por muy poco tiempo e intensamente. Luego el subidón se nos pasa y volvemos a lo de siempre, incluso si si seguimos conservando el dinero.

¿Qué le paso a Denise? nos podemos preguntar. Algo que nos pasa a todos a diario y más de una vez al día:

Valoramos erróneamente qué nos puede hacer más felices.

Como el caso de Denise hay muchos ejemplos más. Creemos que determinadas cosas nos pueden hacer felices, y es cierto en ocasiones. Nos hacen felices pero por muy poco tiempo. Pasada la novedad volvemos a nuestro nivel habitual de bienestar. Nos pasa a todos pero podemos aprender a manejarlo para aumentar nuestro bienestar.

invertir

Invertir en lo correcto es lo que puede hacer la diferencia. Estudios científicos prueban que aquellas personas que dedican tiempo a su familia y amigos son más felices y presentan mejores niveles de bienestar.

Las buenas relaciones con amigos, familiares y compañeros de trabajo son CLAVES y no deben ser dadas por hecho, son parte de una vida sana y plena. Organizar y participar de eventos, reuniones; promover encuentros, realizar excursiones, conocer gente nueva son todos elementos que fortalecen las relaciones y nuestra vida social. Somos esencialmente  seres sociales no lo olvidemos. Vivimos en una sociedad que promueve el individualismo y el consumo de manera constante pero está en nosotros obrar reflexivamente y poner una pausa.

Las relaciones (parejas, familiares, compañeros, amigos) son complejas, pero son buenas y positivas. Una vez entendido el enorme valor que tienen para nuestra salud y bienestar debemos estar dispuestos a dejar pasar pequeños entredichos, sortear rispideces, a perdonar, a ser compresivos para que lo sean conmigo.

La personas con relaciones sociales más fuertes se enferman menos, viven más y parecen vacunados contra depresiones. Es justamente un estilo de vida individualista la vía segura para la depresión.

Por eso si preguntamos a un psicólogo dónde invertir les diría con total seguridad: invierta en sus relaciones. Invierta en tener relaciones de calidad, fluidas, asertivas y positivas con las personas. 

Si deseas  incrementar tu bienestar personal, conyugal u organizacional no dudes en consultarnos.

Deja tu comentario, duda o reflexión, será un gusto contestarte.

Lic. Roberto Martínez Hernández

Psicoterapeuta

Cel: 099334647

Mail: psicrobertomartinez@gmail.com

¿Ir al Psicólogo me será útil?

La pregunta es de una respuesta rotunda y simple: SI, claro que si.

Uno de los mitos frecuentes, heredados de la antigua psicología que sólo se enfocaba en lo que iba mal, es que el psicólogo es sólo para locos, personas trastornadas, etc. y en parte es cierto. Si tu estado psíquico está afectado de un modo considerable es oportuno que te atiendas, consultes y recibas tratamiento. Es tu derecho.

05a

Vicente Prieto, un reconocido psicólogo español, define cuándo ir a un psicólogo de una manera genial:

“Cuando una persona valora que no tiene recursos personales para enfrentarse a situaciones que le preocupan, cuando percibe que el problema le desborda, cuando tiene dificultades en la comunicación con otras personas, cuando siente que no controla su estado emocional o tiene dificultades para relacionarse y no es suficiente el apoyo cotidiano de las personas allegadas, es un buen momento para plantearse acudir a la consulta de un psicólogo”.

Vicente Prieto. Psychologies nº 25 (febrero, 2007)

Si te pasa algo de los descripto, es tiempo de que consultes. No hay porque dejar pasar los días sintiéndote mal, sin provecho para ti o los otros. Estar bien debe ser tu estado normal, florecer debería ser tu meta. Todo eso es posible y tienes la muy cerca la posibilidad de comenzar a cambiar: “Empiezo por mi”

Mi modalidad de trabajo promueve aumentar tu bienestar, incrementar tus emociones positivas, tener un estado de ánimo más positivo. todo esto sin desatender problemáticas que ocasionan que te sientas mal, triste, ansioso, deprimido, desorientado, etc.

Lo hemos visto en otras ocasiones pero nunca está de más reiterar qué determina nuestra felicidad:

  • el 50% de nuestro bienestar depende de nuestros genes. Es lo que llamamos nuestro valor de referencia.
  • el 10% de nuestro bienestar depende de las circunstancias de nuestra vida: obtuvimos un ascenso, salvamos un examen, sufrimos un accidente, perdimos un familiar, etc. Pueden aumentar o disminuir nuestro bienestar, pero el efecto no suele ser permanente y volvemos más o menos rápido (dependerá del suceso) a nuestro valor de referencia.
  • el 40% de nuestro bienestar depende de nuestra acciones, por ejemplo: si hacemos actividad física o no, si conversamos con los amigos, si sonreímos frecuentemente o no, si charlamos con extraños o no, etc. etc. La lista de cosas que podemos hacer o no para incrementar nuestro bienestar es enorme y es lo que trabajamos en las sesiones.

Concluímos que tenemos un 40% de chances de ser más felices, de estar mejor, y no sólo para nosotros, nuestro bienestar repercutirá positivamente en todo nuestro entorno.

Si deseas  incrementar tu bienestar personal, conyugal u organizacional no dudes en consultarnos.

Deja tu comentario, duda o reflexión, será un gusto contestarte.

Lic. Roberto Martínez Hernández

Psicoterapeuta

Cel: 099334647

Mail: psicrobertomartinez@gmail.com

vye10dm031214photo01

Hacia una fertilidad positiva

Esta semana hemos sido conmovidos por una gran buena noticia. Nació Valentino, el primer bebé venido al mundo gracias a la Ley de Fertilidad asistida aprobada en 2014. A partir de este hecho he decidido presentarles un aporte desde la Psicología Positiva a parejas con problemas de fertilidad.

Expertos en reproducción humana consideran que una pareja en edad fértil no debiera infertilidad-y-genero-v2tener complicaciones para concebir si no usan métodos anticonceptivos y si hacen el amor, al menos, los días cercanos al periodo de ovulación. Sin embargo un porcentaje  de entre un 10% y 15% de las parejas presentan problemas de fertilidad. Las causas pueden ser diversas y estas se distribuyen casi por igual en hombres y mujeres. Muchas causas dependen de ambos miembros de la pareja (39%) y un 8% es de causa desconocida.

embarazo-psicologicoEn lo personal, concuerdo con expertos que puntualizan que el embarazo físico tiene una contraparte psicológica, la cual comienza en ocasiones mucho antes de la concepción, otras en el mismo momento o mucho después de la concepción.  Al igual que el útero se prepara para alojar al embrión, nuestra cabecita ha de acomodarse. En el caso de parejas con problemas de fertilidad, este proceso comienza mucho antes, quizás años antes de que nazca el bebé. En el caso de embarazos no programados, al menos conscientemente, la cabeza de los padres comenzará a prepararse luego.

Es muy importante que las parejas con problemas en general y con problemas de fertilidad en particular consulten  y reciban orientación, consejo y apoyo del psicólogo. Con las parejas se pueden trabajar distintos puntos en pos de colaborar con el proceso y acompañarlos hacia una fertilidad positiva.

Antes de tener un hijo debemos revisar la razones y oportunidad de un embarazo:

  • Es algo natural a lo que hemos llegado como pareja.
  • Es para hacer feliz a …
  • Es contrarreloj… soy mayor de…
  • Quiero demostrarle mi amor con un hijo…
  • Un hijo lo retendrá más tiempo a mi lado…
  • Quiero algo totalmente mío…
  • Adoro la ropita y cositas de bebé, quiero uno…
  • Con un hijo seré alguien…

Me dirán que algunas opciones son algo descabelladas, pero créanme, las he oído todas. También podemos inferir que la primer razón pareciera la más saludable y la que traerá más bienestar a padres e hijos y es cierto, pero muchas veces se tienen hijos por las razones equivocadas.

Tener un hijo debería ser una decisión consciente de una pareja de adultos responsables que sienten que un hijo es lo más natural que podría pasar en su pareja. Es un gran reto para los padres y la familia y va implicar grandes cantidades de compromiso, esperanza, optimismo, persistencia y responsabilidad. También deparará ingentes cantidades de alegría, regocijo, orgullo y bienestar.

Las parejas con problemas de fertilidad deben trabajar exhaustivamente en la esperanza, en la creencia de un futuro mejor y en que las dificultades actuales son pasajeras y superables. parejas20infc3a9rtiles

Apoyarse mutuamente no sólo les permitirá sobrellevar mejor esta etapa sino que les permitirá salir fortalecidos tal como demuestran investigaciones sobre el crecimiento postraumático. Es cierto que muchas parejas no soportan la presión y se desintegran ante la imposibilidad de concebir, pero también es cierto que muchas otras se reafirman en sus vínculos y una vez pasada la dificultad, habiendo tenido hijos o no, demuestran estar más fuertes y con un buen nivel de bienestar.

asertividadEs crucial que la pareja tenga entre sí y con el equipo de salud una comunicación asertiva. En esta clase de comunicación, siempre dejamos claro qué queremos, cómo lo queremos y cómo queremos que se nos trate. Siendo siempre educados y respetuosos del otro. Evacuamos todas las dudas cuando surgen y evitamos la rumiación (repetir y repetir) mental de ideas. En realidad la comunicación asertiva es un consejo para toda la vida.

No es recomendable que la paternidad sea el centro de la vida de alguien, como tampoco lo debiera ser el trabajo, el ocio, el estudio, o cualquier otra actividad en principio positiva. Nuestra vida será más rica y completa si tenemos un adecuado mix: un poco de esto, otro tanto de aquello y mucho de tal cosa. Centrar nuestra realización, metas, objetivos, etc. en un hijo y depositar en él expectativas, sueños, y anhelos propios es la receta perfecta para un perfecto desastre. Evitemos caer en ello. Las parejas con dificultades para concebir suelen centrar su vida en eso y si bien es importante, puede generar un estrés que muchas veces será contraproducente.

Para finalizar les dejo unas recomendaciones generales para las parejas con problemas de fertilidad, pero que podrían ser aplicadas en general:

  • Un actitud optimista es clave para el éxito y el bienestar general.
  • Evitemos culpabilizar al otro, a la familia o mi mismo, la culpa es una emoción muy negativa y detiene el crecimiento y el desarrollo.
  • Cultivemos la esperanza, tengamos fe en que superaremos este trance, es bueno ejercitar la espiritualidad, nos hará sentir más felices y plenos.
  • Confiemos en nuestra pareja, cuidemos la pareja, es una construcción muy delicada y requiere mantenimiento diario.
  • Mientras el bebé no llega ocupemos nuestra atención en otras actividades, busquemos un pasatiempo nuevo, estudiemos algo, consigamos una mascota. Ayudará a bajar la tensión, relajar el ambiente y evitará que nos obsesionamos con un tema.
  • Hacer el amor por gusto y con gusto, no porque se tiene que hacer. Es una acto de comunicación y amor más allá de un fin reproductivo.
  • Disfrutemos esta etapa a pesar de las dificultades. Siempre se puede ver lo positivo.
  • Controlemos las expectativas, si son elevadas generan ansiedad y si no se cumplen, todas o en parte, la frustración puede ser muy grande. Reservemos lugar para la sorpresa.
  • Finalmente: lo mejor que puedes hacer para que tu hijo sea feliz es ser tu mismo feliz, tener un buen nivel de bienestar. La felicidad se contagia y se aprende.

image-24488

Si deseas  incrementar tu bienestar personal, conyugal u organizacional no dudes en consultarnos.

Deja tu comentario, duda o reflexión, será un gusto contestarte.

Lic. Roberto Martínez Hernández

Psicoterapeuta

Cel: 099334647

Mail: psicrobertomartinez@gmail.com

cropped-fondo.png

Cómo reaccionamos ante la adversidad…

En este blog me dedico a contarles de esta nueva corriente de la Psicología con la cual trabajo y vivo: la Psicología Positiva (PP) o de lo Positivo, como gusta en llamarle Carmelo Vázquez, un psicólogo español especializado en esta rama. Hoy les contaré sobre uno de los temas claves de la PP: el estilo explicativo.  Desarrollado por Martin Seligman en su libro “La auténtica felicidad”.

estilo explicativo psicoposEl estilo explicativo, es cómo explicamos nuestra vida y los hechos acaecidos en nuestro entorno, es cómo reaccionamos ante la adversidad. El estilo explicativo es determinante del grado de bienestar que conseguimos, la felicidad alcanzada y la calidad de las relaciones que establecemos.

Pero para comprender esto mejor detengámonos un momento: ¿qué pensamos cuando nos sucede un evento adverso?… ¿cómo reaccionamos? Tendemos a pensar que todos reaccionamos del mismo modo o muy parecido y eso no es así, al menos en el común de los casos. Científicos han logrado develar que básicamente hay dos estilos para explicar lo que nos pasa: uno optimista y otro pesimista.

ser-mi-pesimistaAnte un hecho adverso las personas pesimistas tienden a pensar que es uno más de las cosas malas que le pasan; son eventos permanentes y estables. “Siempre me pasa a mi”, “nunca se acaba la mala racha”.

Toda su vida, día, percepción del momento, etc. se ven teñidos de negatividad. Hay una generalización excesiva e infundada y universal. “Todos los hombres/mujeres son iguales”, “Los políticos son…”, “Siempre mi suegra…” etc.

Finalmente, tienden a culpabilizarse o responsabilizarse de un modo exagerado, la causa está en mi: “es mi culpa”, “Siempre hago lo mismo”, “no logro nada bueno”.

En cambio si el hecho es positivo lo minimizan y reducen a un “golpe de suerte”o “casualidad”, no durará por siempre: “lo bueno dura poco” y la causa suele ser externa y no fruto de mi esfuerzo, trabajo o talento.

optimismoComo contraparte las personas optimistas piensan de un modo distinto. Ante la misma adversidad suelen pensar que es un evento circunstancial y pasajero. “a veces pasan cosas así”.

Dimensionan acertadamente el evento negativo, no lo generalizan, son específicos y concretos. Una gotera no arruina toda la casa. Un rayón no descarta todo el auto.

Atribuyen la responsabilidad más acertadamente. Responsabilizan a las circunstancias, a personas concretas o a ellos mismos si así ha sido sin caer en culpas exageradas.

Por su parte cuando un hecho positivo les sucede creen que es “uno más”, lo generalizan y lo suman a su lista de cosas buenas y creen generalmente que se debió a su talento o esfuerzo.

En mi experiencia he notado que no hay personas con un estilo “puro”, siempre aparece mezclado, pero es el predominio de un modo sobre otro lo que nos da qué estilo explicativo utiliza. En función del estilo utilizado tendremos unos u otros resultados.

El estilo dominante es determinante en la calidad de las relaciones que establecemos, el bienestar que alcanzamos y el cuán felices nos sentimos.

Te invito a que reflexiones sobre tu estilo, seguro ya habrás sacado alguna conclusión y te has visto en alguna de las frases de ejemplo. Tener presente nuestro estilo dominante es muy saludable y contribuye positivamente a sentirnos mejor.

Lo más importante es que podemos aprender a tener un estilo más optimista, a dimensionar más acertadamente y a no culpabilizarse exageradamente a partir del trabajo desde la PP.

Si deseas  incrementar tu bienestar personal, conyugal u organizacional no dudes en consultarnos.

Deja tu comentario, duda o reflexión, será un gusto contestarte.

Lic. Roberto Martínez Hernández

Psicoterapeuta

Cel: 099334647

Mail: psicrobertomartinez@gmail.com