Archivo de la etiqueta: fortalezas

El buen humor…

El buen humor es un estado de ánimo positivo caracterizado por la alegría, bienestar y plenitud. En algunas personas se da de un modo más natural ya que tiene relación con su temperamento en otras no tanto y es más frágil su conservación, mantenimiento y recuperación. Pero ambos tipos de personas deben tener en cuenta lo importante que es para el bienestar general tener un buen humor.

buenhumor_final

El tema de los humores nos viene de la antigua Grecia y los trabajos de médicos como Hipócrates y la teoría de los 4 humores. El buen humor sería parte de la salud y el buen equilibro entre estos fluidos corporales: sangre, flema, bilis y bilis negra.

En el programa que les invito a escuchar en IVOOX o acá, hablamos del buen humor.

El buen humor, además de ser la sensación y estado de alegría es un excelente reductor del estres, por la vía de que aumenta muchísimo nuestra tolerancia a él, además es un demostrado agente preventivo de los estados depresivos.

En la consulta ver un paciente con buen humor siempre es un factor de que incide positivamente en el diagnóstico y la prognosis. El buen humor no significa la ausencia o negación del conflicto, el dolor o el sufrimiento, por lo contrario, muchas veces conviven, pero el buen humor ayuda a sobrellevarlo y reponerse. Esta comprobado que el buen humor refuerza nuestro sistema inmune y mejora el desempeño de nuestro sistema cardiovascular.

image45

A nivel social, el buen humor nos permite mejores relaciones con los demás, más plenas, llenas de sentido, significado y placenteras. Mejora la comunicación, la convivencia y el orden social.

El buen humor es una de las 24 fortalezas de la Psicología Positiva. La demostración más visible del buen humor es la risa, que puede aparecer ante los eventos más diversos. La risa y sus efectos son un campo de estudios académicos muy serios en la International Society for Humor Studies.

Justamente popularmente creemos que la seriedad es sinónimo de solvencia, profundidad y rectitud y no es así necesariamente. Con buen humor, sonrisa y siendo divertidos podemos ser igual de profundos y correctos al realizar estudios, investigaciones, trabajos o lo que queramos. Muchas veces decimos: fulano es un chico muy serio. A modo de elogio o buena referencia. Pues debiéramos comenzar a cuestionar este modo de expresarnos, ya que el buen humor es algo muy importante.

istock_000001499291xsmallUn buen ambiente laboral, de estudios o familiar se hace a partir de personas con buen humor, o como se lo conoce técnicamente: influenciadores positivos.

Wilibald Ruch, un reconocido investigador alemán, nos habla de 3 tipos de humor en general:

  1. Aquel de resolución – incongruencia, que rompe las expectativas de forma sorprendente.
  2. El humor sin sentido, divierte por su carencia de lógica.
  3. El humor sexual que es ofensivo o tabú.

Es importante distinguir los tipos de humor que hacemos o presenciamos ya que no todos tienen los mismos efectos. En Psicología Positiva hablamos siempre del humor positivo como aquel que no es ofensivo y busca provocar la risa propia o ajena sin ofender o agredir a nadie. Este tipo de humor es el más beneficioso. Por otro lado el humor ofensivo sobre 3º tiene un efecto más bien neutro en nuestro bienestar, no contribuye pero no resta. En cambio el humor autocrítico de nosotros mismos que exagera y ridiculiza nuestro propio yo, con el fin de hacer reír a otros resulta perjudicial. Ojo a los que hacen Stand up.

En psicoterapia utilizamos mucho estimular el buen humor a partir de ver comedias, show de chistes, hacer adivinanzas, resolver acertijos o investigar curiosidades. Todas estas actividades mejoran el humor, pero si se hacen con otras personas los efectos se multiplican.

Ejerciten, tengan  y conserven el buen humor, es un recurso muy importante y valioso, pero que a menudo pasa desapercibido.

 

2_Flat_logo_5000

Les agradezco, como siempre, los comentarios que me hacen llegar a propósito de los audios que voy subiendo. Las devoluciones son muy importantes para mi. Los animo a hacer más y con gusto trataré temas que ustedes sugieran.

Si deseas  incrementar tu bienestar personal, conyugal u organizacional no dudes en consultarnos.

Lic. Roberto Martínez Hernández

Psicoterapeuta individual y parejas.

Cel: 099334647

Mail: psicrobertomartinez@gmail.com

https://www.facebook.com/psicopos/

skype_std_use_logo_pos_col_rgb  sudriers

help-translate-twitter-into-catalan-afrikaans-ukrainian-greek-czech-or-basque

 

@Lic_R_Martinez

 

Psicología Positiva en desastres… crecimiento postraumático.

Uruguay está hoy conmovido por una serie de eventos climáticos adversos que han complicado el natural transcurso de la vida de muchos de nosotros. Sin dudas la situación extrema es la que viven las personas de la ciudad de Dolores, pero el drama de las inundaciones, vientos, tragedias personales y demás se extiende a muchas otros puntos del país.

Los psicólogos, como profesionales de la salud, podemos ayudar en estos momentos con los llamados PAPS o Primeros Auxilios Psicológicos, que son una serie de técnicas que buscan ayudar a la persona que está en situación de desastre.

Este cuadro que encontré en la web resume muy bien qué se debe hacer en estos casos:

bienestar-en-momentos-de-crisis-cadh-ucab-2-638

Complementariamente, desde la Psicología Positiva se ha trabajado mucho en el estrés postraumático que ante diversas situaciones sufren las personas. Estudios (1) demuestran que la mayoría de las personas superan favorablemente una situación de desastre sin perjuicio de lo cual debe atenderse adecuadamente la situación, es lo que llamamos: crecimiento postraumático. 

Los afectados de trastorno de estrés postraumático (TEPT) suelen presentar un conjunto de síntomas característicos que suelen prolongarse en el tiempo (2).

  1. Revive constantemente la situación traumática. Por medio del relato o en sueños. La persona parece pegada al hecho y a su vez absorbida por el.
  2. Insensibilidad, las personas se tornan más frías psicológicamente, con dificultad para expresar sus emociones.
  3. Ansiedad, las personas están híper alertas, pueden desarrollar fobias y ante hechos mínimos, una llovizna, por ejemplo, piensan y sienten que la inundación es inminente. Esta situación conduce a numerosas reacciones psicosomáticas: alergias, insomnio, etc.
  4. Culpabilidad del sobreviviente, es sentirse culpable por haber sobrevivido, por no haberle “tocado” a él. Surgen ideas constantes de “Si hubiera ido, hecho, sacado, etc. tal cosa no habría pasado” Ideas sumamente negativas e improductivas, no conducen a nada y tienden a convertirse en intrusivas: están siempre en la mente. Inducen a estados de ánimo negativos (depresión, ansiedad).

Estos 4 síntomas en principio son normales y esperables en quienes han vivido una situación traumática. El problema surge cuando persisten más de un mes. Lo habitual es que lentamente se vayan diluyendo los síntomas y la rutina o las nuevas rutinas vayan acomodándose.

Sin embargo, la mayoría de las personas se recuperan positivamente con el paulatino paso del tiempo y sólo un porcentaje mínimo muestra sintomatología persistente. Estudios recientes demuestran que el estilo explicativo influye poderosamente en la resolución de la situación traumática y en la capacidad de CRECIMIENTO POSTRAUMÁTICO. Personas que naturalmente piensan en lo peor (catastrofizar) lo sufren más así como aquellas que al momento de la situación tenían mala salud mental.

“Lo que no te mata te fortalece”

Es lo que dice un tradicional refrán, pero parece ser que el trabajo académico lo comprueba. Personas habían atravesado los hechos más catastróficos imaginables comparados con otros que no habían pasado por nada similar, resultaron tener fortalezas más intensas, mayor sentido de la vida y consciencia. La capacidad de salir fortalecido de un evento adverso es lo que llamamos RESILIENCIA, una fortaleza clave para el bienestar y una buena calidad de vida.

La Psicología Positiva nos ayuda dándonos una serie de recomendaciones para salir adelante fortalecido y recuperado (3):

  • Comprender el momento en que estoy, darme tiempo, permitirme sentirme mal, desorientado, sin perspectivas, etc. Es una respuesta normal y sólo debe preocuparnos si no podemos salir de ella luego de pasado un mes.
  • Controlar la ansiedad e imágenes intrusivas: tratar de ocuparse, ayudar a otros si se puede, abocarse a las tareas de reconstrucción, etc. Todo aquello que nos ocupe la mente y permita tener bajo control los pensamientos negativos. NO combatirlos o reprimirlos, eso los empeora, sino aceptarlos cuando surgen y dejándolos pasar.
  • Comprender que esta situación es difícil pero TEMPORAL, no será permanente, debemos hacer planes para ir superando esto.
  • Construir un relato positivo de lo sucedido y transmitirlo a nuestros familiares, vecinos, etc. Por ejemplo, no verse como víctima del tornado sino como superviviente. Aceptar lo perdido pero pensar en todo aquello que podrías alcanzar.
  • Valorar los afectos, los vínculos, apreciar el valor de la vida.
  • Buscar aunque sea en un escenario adverso, lo bueno, el humor, cosas lindas, reforzarlas, contarlas a otros.
  • Ayudar, el altruismo es una de las actividades humanas que genera más bienestar duradero y positivo. Contribuye a hacer mejores vínculos con los demás.

Esperamos haber contribuido desde nuestro lugar a ayudar y a tener mejor salud y bienestar.

Si deseas  incrementar tu bienestar personal, conyugal u organizacional no dudes en consultarnos.

Deja tu comentario, duda o reflexión, será un gusto contestarte.

Lic. Roberto Martínez Hernández

Psicoterapeuta

Cel: 099334647

Mail: psicrobertomartinez@gmail.com

 

1- R. G. Tedeschi y L. G. Calhoun, “Posttraumatic Growth: Conceptual Foundations and Empirical Evidence”, Psychological Inquiry 15 (2004): 1-18. Una revisión del concepto de crecimiento postraumático.
2-K. T. Erikson, Everything in Its Path: Destruction of Community in the Buffalo Creek Flood.
3-Seligman, Martin “Florecer”