Archivo de la etiqueta: peleas

¿Discutir o pelear? Hablemos de parejas.

Hoy les traigo esta artículo de nuestra bilbioteca, muy interesante para tener presente.

Las relaciones humanas conllevan el intercambio, la conversación, la interacción y el contraste de ideas. Con aquellos que más tiempo compartimos estas acciones son más frecuentes, vehementes y acaloradas pero también pueden ser más ricas, constructivas y afirmativas del vínculo. Dependerá de nuestras acciones deliberadas el resultado obtenido.

5-trucos-para-evitar-las-discusiones-de-pareja-por-whatsapp-5Los humanos aprendemos todo lo que sabemos a partir de distintas fuentes, la mayoría por imitación a partir de las neuronas espejo de nuestro cerebro y muchos otros procesos cognitivos. Así aprendimos de nuestra familia de origen modelos de relacionamiento a los que luego fuimos dando nuestra propia impronta a partir de la experiencia personal, la educación, etc.

Muchas parejas tienen problemas al intercambiar opiniones acerca de un punto de vista, ideas, hechos, etc. El intercambio empieza bien y cuando menos imaginan terminan hablando de lo insoportable que era la tía Teresa y echándoselo en cara. Mientras el otro le dice cuan inmaduro e infantil es, y bla bla bla.

Ambos terminan agotados, fastidiados el uno con el otro, adoloridos y comenzando un proceso de recuperación que cada vez se hace más largo y difícil de encarar. Cada uno siente que el amor se va diluyendo y que esa persona con la que discutí no es la que elegí para compartir mi vida. Comienzan dudas, cuestionamientos y una cadena de emociones y pensamientos negativos que sólo agravan el problema preparando un terreno fértil para la inevitable próxima discusión.

discusiones-en-parejaExiste una posibilidad de comenzar a cambiar todo esto que tanto daño nos hace y mina el bienestar de toda la familia, podemos aprender a discutir. 

Les ofrezco en este artículos algunos consejos para encarar más saludablemente ese aspecto tan importante de las relaciones de pareja: las discusiones.

1- Lo primero es distinguir discusión de pelea.  En las peleas intercambiamos golpes verbales sobre las personas.

  • -Tu eres un vago engreído.
  • -Tu una cómoda que pasa quejándose, etc.

Las discusiones son sobre ideas, puntos de vista, cosas, etc, pero no se habla del interlocutor.

  • -No estoy de acuerdo con el modo en que tratas el auto.
  • -No me gusta que guardes mis cosas sin preguntarme.

2- Siempre que tenemos una discusión debemos atenernos al temaf5c21f4fd7a3ec59d9d64769e77eef7b que la inició. Si comenzamos a discutir sobre los zapatos que dejas tirados por la casa, debemos mantenernos en ese tema. De lo contrario corremos el riesgo de no resolver nada y deteriorar la relación iniciando una pelea.

3-  Dar por supuestas las cosas. El suponer nos induce a errores y complica las cosas porque cada uno supone desde su punto de vista y por lo general no coincide con lo que el otro creía. Para evitar esto debemos ser asertivos en la comunicación: decir qué queremos claramente, cómo queremos que se nos trate y qué pretendemos.

4- Evitar competir con la pareja, el carácter competitivo debiera irse cambiando por un carácter cooperativo. Acá estamos juntos para ambos estar mejor, tu haces bien unas cosas ,yo otras y entre ambos conformamos un buen equipo. La competitividad mal orientada es  contraproducente.

5-Trata de empatizar con el otro. Empatizar es ponernos en su lugar, tratar de ver el mundo a partir de sus ojos. Comprender su punto de vista y por qué está discutiendo. Cuando podemos hacer eso nuestra comprensión se amplía y podemos llegar a un acuerdo más fácilmente.

6-Si le erraste, reconócelo. Pide disculpas y haz las acciones reparatorias necesarias. Sin sentir culpa, sino obrando con responsabilidad. El orgullo desproporcionado y mal ubicado nos suele obstaculizar muchas relaciones, porque creemos que pedir disculpas o reconocer errores lo disminuye. Esa es una creencia tan arraigada como errónea. Una solicitud de disculpas a tiempo puede salvar a una relación. 

7- El discutir no es inevitable, es una elección. En ocasiones pensamos que nos provocan o que el tema es tan importante que no lo podemos dejar pasar, pero esa suele ser la impresión inicial. Si dejamos pasar un tiempo la emoción subyacente bajará un poco y recobraremos la calma y podremos reflexionar lo que quizás que mi primer impulso no hubiera sido el correcto. Los estados de emoción exaltada no son recomendables para discutir o tomar decisiones. Debemos darnos cuenta que siempre tenemos la posibilidad de elegir, antes o después, no importa el momento. Esa capacidad de elección nos da control y nos calma. Estamos en control de nuestras conductas y emociones. Mis acciones pueden hacer la diferencia SIEMPRE. 

8- Si elegimos discutir debemos hacer pensando en llegar a un acuerdo. Para llegar a un acuerdo debemos pensar que algo habrá que ceder, de lo contrario habrá sido un ejercicio tan inútil como desgastante.

9- Discutir no está mal ni debe evitarse, es parte de la interacción entre personas y promueve el crecimiento personal y de la pareja si se sabe llevar adelante

En el futuro pondremos en este blog una parte 2 de este artículo que obviamente da para mucho más.

habitos-parejas-felices-euroresidentes

Te invito a dejar tus comentarios e impresiones son muy importantes para mi. 

Si deseas  incrementar tu bienestar personal, conyugal u organizacional no dudes en consultarnos.

Deja tu comentario, duda o reflexión, será un gusto contestarte.

Lic. Roberto Martínez Hernández

Psicoterapeuta

Cel: 099334647

Mail: psicrobertomartinez@gmail.com

https://www.facebook.com/psicopos/

skype_std_use_logo_pos_col_rgb  sudriers

Anuncios